EspiritualidadAutoconocimientoDocumentalesPeliculasVideos

La vida de Buda – Siddartha Gautama

Siddartha Gautama

La vida de Buda – Siddartha Gautama

Documental francés de la Vida de Buddha transmitido por la Tv Española.

 


La vida de Buda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Nacimiento

Una noche, la reina Mayadevisoñó que un elefante blanco descendía del cielo y entraba en su seno, señal de que acababa de concebir a un ser muy especial. El hecho de que el elefante descendiera del cielo significaba que el niño provenía de Tushita, la tierra pura de Buda Maitreya.

Meses más tarde, cuando la reina dio a luz, en lugar de sentir dolor, tuvo una maravillosa experiencia en la que se agarraba la rama de un árbol con la mano derecha y los dioses Brahma e Indra recogían al niño, que nacía de su costado. Los dioses procedieron a venerar al infante y a ofrecerle abluciones.

Cuando su esposo el rey vio al niño, se llenó de alegría y sintió como si todos sus deseos se hubieran cumplido. Le puso el nombre de Siddharta y pidió a un brahmín que predijera el futuro del príncipe. El adivino examinó al infante con sus poderes de clarividencia y dijo: “Este niño será un rey chakravatin que significa un monarca que gobierna el mundo entero o un ser iluminado, hay señales que así lo indican. Puesto que la era de los reyes chakravatines ha pasado, se convertirá en un Buda y su beneficiosa influencia, al igual que los rayos del sol, iluminará a mil millones de mundos” .

Los budistas conmemoran su nacimiento durante la luna llena de mayo.

Vida

Su padre, el rajá, rey, Shudhodana, no quería que su hijo fuese un guía espiritual, así que confirió al príncipe una educación envidiable mientras vivía el lujo de la vida en palacio y se le protegía del conocimiento del mundo exterior. Se casó joven con la princesa Yasodhara y tuvo un primogénito llamado Rahula.

Siddharta estudió la naturaleza de la enfermedad, la senectud, el dolor y la muerte . El príncipe entonces se presentó ante un sadhu como es llamado el santón asceta hindú y quedó hondamente impresionado por su calma y su naturaleza llena de paz. Como fruto de este encuentro, Siddharta Gautama dejó atrás la vida opulenta, su esposa e hijo con tan sólo 29 años, y abandonó el palacio con la esperanza del poder y la gloria terrenos. Entonces anduvo por los caminos de la India buscando la verdad sobre la existencia humana.

La insatisfacción que sentía Siddhartha en su vida de lujo alcanzó un límite. A los veintinueve años decidió dejar su hogar familiar y su vida de comodidades para convertirse en errante en busca de la verdad, llevándose consigo únicamente su tazón para mendigar y unos sencillos hábitos. Lo que supuso su renuncia al mundo seguro en que había nacido

El mundo al que salió Siddhartha era bastante primitivo, comparado con nuestro mundo actual, sin embargo era mucho más rico, en un sentido filosófico y espiritual , que el mundo moderno occidental. Las escrituras budistas tempranas dan la impresión de que había una sociedad con un profundo interés por las cuestiones fundamentales de la existencia. Había un gran número de maestros de meditación, abundaban las escuelas de filosofía y los debates religiosos eran una especie de deporte popular con un muchos espectadores.

Esto no sólo pasaba en India sino en Grecia, China, Persia y en Medio Oriente. A este fermento tan concentrado de genio humano en el mundo se le ha llamado la Era Axial. Dentro de esta atmósfera, Siddhartha anduvo errante seis años, meditando y aprendiendo de los más famosos maestros del norte de la India, con una admirable determinación por encontrar lo que sentía que le había faltado en su vida anterior.

image001

Pintura Thangka arte budista que refleja imágenes de la vida de Buda y se utilizan para meditar

Del ascetismo a la meditación

La religión más extendida en la India ahora y en aquella época era el hinduismo, una religión que venera a muchos dioses y que cree que tener una vida de gran austeridad es el camino para obtener el mérito espiritual. Mientras deambulaba vestido con andrajos y sin dinero, Siddharta, descubrió más ascetas hindúes que le sobrecogieron profundamente con sus simples vidas dedicadas a la oración y la meditación. Vivían como penitentes entregando sus vidas completamente a Díos. Estuvo ejerciendo prácticas austeras extremas, comiendo muchas veces simplemente un grano de arroz diario y viviendo al aire libre.

Cuando finalizo esa época de austeridad se dio cuenta que no se encontraba más cerca de su fin de lograr el conocimiento y la sabiduría , por lo que dejó el camino austero y se sentó a la sombra de una higuera a meditar. Entonces manifestó: “Que mi piel se quede seca, mis manos se entumezcan y mis huesos se descompongan. Hasta que no haya conseguido la comprensión, no me levantaré de este sitio”.

Aquel día cumplía 35 años y a lo largo de siete semanas meditó sentado hasta que finalmente sus súplicas fueron escuchadas . Esta es la crónica que se narra de los inicios del viaje espiritual de esta persona. Un periplo que dio fundamento a la doctrina del budismo. Es una senda que rehúsa por una parte la abnegación, y por otra la autocompasión.

Mientras se encontraba meditando, Siddharta Gautama experimentó una visión: contempló seres desfilando y reencarnándose. Varios de ellos en circunstancias afortunadas y otros en situaciones desdichadas tal y como expone la ley universal del karma según la cual cada acción buena o mala se verá recompensada o castigada en esta vida o en cualquier otra futura reencarnación.

Al haber crecido como hindú, Siddharta, asimiló la creencia de la reencarnación. Observó este ciclo de renacimiento como el principio del sufrimiento de la humanidad, donde el nacimiento es sufrimiento, la muerte es sufrimiento y la vida en sí es sufrimiento.

 

La vida de Buda

Etiquetas
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Back to top button
简体中文EnglishFrançaisDeutschहिन्दीPortuguêsРусскийEspañol
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker