Maestros

 Un yogui llamado JESÚS DE NAZARETH

 UN YOGUI LLAMADO JESÚS DE NAZARETH

La imagen puede contener: 1 persona, sentado y de pie

Entre los esenios se conocía al fundador del cristianismo como Jeshua Ben Pandhira. En las escrituras védicas aparece más de 3.000 veces, sobre todo en el Bhaviskhya Purana, referido como Isha Putra (el hijo de Dios).

El Bhavishya Purana es uno de los dieciocho principales Puranas hindúes, textos sagrados del Hinduismo. Está escrito en sánscrito una de las lenguas más antiguas que a conocido la humanidad., El título Bhavishya Purana significa un trabajo que contiene profecías sobre el futuro (en sánscrito: Bhaviṣya.) se remonta al 3000 ac y afirma que una profecía describe el aspecto futuro de Isha putra, el hijo (putra) de Dios (Isha) (Jesucristo), nacido de una mujer soltera llamada Kumari (María) Garbha Sambhava. Él iría a visitar la India a la edad de trece años en un viaje a las montañas del Himalaya y practicariá las Tapas o penitencia para adquirir la madurez espiritual bajo la guía de rishis y siddha-yoguis antes de volver a Palestina para predicar a su pueblo. Por lo tanto, Jesús fue entrenado por los sabios de la India, esto explica por qué fue capaz de realizar diversos milagros (siddhas). También explica por qué hay tantas similitudes filosóficas entre el cristianismo primitivo y el hinduismo. El Bhavishya Purana describe cómo Jesús visitaba Varanasi y otras ciudades sagradas de India y lugares sagrados budistas. Esto también se ve corroborada por el manuscrito sobre la vida de Isha (o Issa), descubierto por el Sr. Notovich en 1886 en el monasterio de Hemis en Ladakh, India, así como por las inscripciones hebreas encontradas en Srinagar, Cachemira en la Roza bal, la tumba de Yuz Asaf [Isha o Issa]. El Bhavishya Purana también predijo cómo Jesús se reuniría con el emperador Shalivahana que estableció la Shalivahana o era “Saka”

Entre los musulmanes se le conoce como el Santo Isha. Abierto​ ​a la verdad del yoga -todo en uno-, tuvo un intenso deseo de compartir​ ​con otros su​ ​experiencia.
Fue formado en Egipto, viajó a la India y práctico yoga -las técnicas, ​​actitudes, llaves y conocimientos- que conducen a la iluminación. así como la sabiduría del Budismo que tuvo una influencia sustancial en la vida y las enseñanzas de Jesús. Regresó a su país para enseñar. Registros indios y tibetanos relatan el​ ​viaje de Jesús. Después de la crucifixión, sus discípulos viajaron a los​ ​confines del mundo a compartir sus enseñanzas. Pero Jesús regresó a​ ​las montañas de la india donde murió.
Jesús de Nazaret, el yogui, es una llave importante para acceder al yoga,​ ​no sólo desde el cristianismo, sino desde el budismo, jainismo o​ ​islamismo. La experiencia de Jesús como yogui es la experiencia de un​ ​maestro contemporáneo que aspira a la unidad y la clara visión. Es una​ ​experiencia yóguica mística.

Cristo ha sido muy malinterpretado por el mundo. Incluso los principios más elementales de sus enseñanzas han sido profanadas crucificados a manos del Dogma, el fanatismo, los prejuicios y la falta de entendimiento y la profundidad esotérica de esos principios ha quedado en el olvido. Bajo la supuesta autoridad de doctrinas del Cristianismo forjadas por el hombre, se han librado guerras genocidas y se ha quemado a gente en la hoguera bajo la acusación de brujería o herejía. Como podemos rescatar estas inmortales enseñanzas de las garras de la ignorancia y el fanatismo religioso. Es preciso conocer a Jesús como un Cristo Oriental, como un yogui supremo que manifestó completo dominio sobre la ciencia universal de la unión con Dios y por lo tanto pudo hablar y actuar como un salvador que contaba con la voz y la autoridad de Dios. Jesús ha sido occidentalizado en exceso. Jesús era oriental, tanto por nacimiento como por lazos de sangre y por la instrucción recibida. Disociar a un maestro espiritual de sus orígenes y entorno es empeñar el entendimiento a través del cual se le debe percibir. Con independencia de lo que Jesús el Cristo era por si mismo en la madurez en Oriente , el tuvo que utilizar la civilización oriental , sus costumbres, peculiaridades , lenguaje y parábolas como instrumento para divulgar su mensaje. Por lo tanto, con el fin de entender a Jesucristo y sus enseñanzas debemos estar receptivos y bien predispuestos hacia el punto de vista oriental. Si bien las enseñanzas de Jesús, desde la perspectiva esotérica, son universales, están impregnadas de la esencia de la cultura oriental y se encuentran arraigadas en influencias orientales que se han adaptado al ambiente occidental. La enseñanza principal de Jesús como convertirse en un Cristo., el divino poder de la realizacion cristica es una experiencia interior, que pueden recibir quienes sienten devoción pura por Dios y por su inmaculado reflejo como Cristo. una enseñanza antiquísima que se ha perdido en el tiempo,
No era importante para los cristianos, y los libros que eligieron las clases eclesiásticas para sus biblia no enfatizan en ningún modo la enseñanza verdadera de Jesús en absoluto. El cristianismo entonces y ahora estaba y está más preocupado por la supuesta crucifixión de Jesús que por las verdaderas enseñanzas y practicas espirituales del Maestro.
Jesús de Nazaret fue un verdadero Yogui. El Cristo ejerció como un yogui, enseñó la ciencia universal para alcanzar la unión con el padre​.​
El poder de las iglesias y templos se desvanecerá. La espiritualidad verdadera ha de surgir de los templos de las grandes almas que dia y noche permanecen en el éxtasis de Dios.

Cristo fue un Karma Yogui: él estaba desapegado de los frutos de sus acciones., nunca trabajó para los resultados; no tenía ni nombre ni deseo de ambición por la fama o de la prosperidad terrenal. Sus obras eran una oferta gratuita para el mundo. Trabajo por otros dedicó toda su vida a ayudar a otros y al final murió por los demás., El entendió la ley de acción y reacción que es el principio fundamental del Karma Yoga y comprendió el principio de causa y efecto que el declaró todo lo que el Hombre siembra, Eso también segará”

Jes​ú​s Cristo fue un Bhakti Yogui: un verdadero amante de Dios por su devoción inquebrantable y su sincero amor por el Padre Celestial. Sus oraciones, súplicas incesantes al Padre, La meditación constante, su fe inquebrantable y la auto- renuncia a los dictados de la voluntad del Todopoderoso le hicieron brillar como una gloriosa mañana de estrellas en el horizonte del amor y la devoción de un auténtico Bhakti Yogui.

Jesús Cristo fue un Kriya Yogui ., Jesús conocía el secreto de separar su alma de su envoltura física al igual que los Kriya Yoguis alcanzo la separación entre el alma y el cuerpo físico así uniendo su alma y consciencia con dios el conoció tanto la naturaleza trascendental del Espíritu como su naturaleza inmaterial.
Jes​ús​ Cristo El hijo unigénito de dios Padre el único reflejo puro del espíritu en el reino de lo creado.
Jai Guru Jai ….

Un verdadero yogui debe ser puro casto, inmaculado, sacrificado, y el dueño absoluto de sí mismo.
La humildad la no ostentación, el perdón, la rectitud y firmeza de propósito deben adornar su carácter. La mente de un verdadero Yogui no debe de estar apegada a los objetos sensuales o placeres sensoriales. Él debe de estar libre de egoísmo, del orgullo, la vanidad y la ambición terrenal. Al ver la naturaleza efímera del mundo fenoménico, y reflexionar sobre la miseria, el sufrimiento, el dolor y la enfermedad con la que nuestra existencia terrenal es acosado, debe renunciar a su apego a las cosas externas, viendo claro q producen sensaciones fugaces de placer y debe superar todo lo que se aferra a la vida mundana, instinto que es tan fuerte en el común de los mortales.

Un verdadero yogui no se siente feliz cuando está en compañía de gente de mentalidad mundana.
Él no está vinculado por lazos familiares. No afirma de esa mujer o ese hombre que se trata de su esposa y de esos niños que estos son sus hijos, sino que por el contrario al darse cuenta de que cada alma individual, siendo un niño de la dicha inmortal, pertenece a la familia divina, el rompe sus relaciones familiares y las conexiones mundanas y por lo tanto por encima del bien y del mal que su mente debe permanecer sin alterarse por el éxito o el fracaso, la victoria o la derrota, ni por nada de lo que pueda llegar a él como el resultado de las acciones de su cuerpo y la mente.

Un verdadero Yogui como era Jesús debe tener devoción inquebrantable hacia el Espíritu Supremo, el Todopoderoso y Omnisciente alma de nuestra alma y darse cuenta de que su cuerpo y la mente son el patio de recreo de la voluntad cósmica omnipotente, su deseo debería ser ceder su voluntad individual a lo universal y deberá estar siempre dispuesto a trabajar por los demás, a vivir para los demás, y morir por los demás. Todas sus obras siempre y cuando él está en la sociedad de las personas, deben ser una oferta gratitud para todo el mundo para el bien de la humanidad, pero en otras ocasiones el debe recurrir a lugares aislados y vivir solo, aplicando constante mente su mente con los más altos niveles de sabiduría espiritual que se pueden obtener en el estado de súper conciencia, a través de la meditación de la unidad del alma individual con Dios, el Espíritu Universal.

Un verdadero Yogui como lo fue Jesús debe ver la morada de la misma Divinidad en todos los seres vivos. También debe amara a todos los seres humanos por igual. El no debe tener ni amigos ni enemigos en el sentido corriente de esos términos. Un verdadero yogui está iluminado por la luz de la sabiduría Divina, por lo tanto no queda nada desconocido para él. El tiempo y el espacio no pueden limitar el conocimiento y la sabiduría de un verdadero Yogui. Los eventos pasados y futuros se le aparecen como cosas que suceden ante sus ojos. Para él la luz de la sabiduría divina ha disipado las tinieblas de la ignorancia que impiden darse cuenta de la verdadera naturaleza del alma, y que hace a unos egoísta, malvados y pecaminosos.
Los poderes de un verdadero Yogui son ilimitados, no hay nada en el mundo que él no pueda hacer. Yo y mi Padre somos uno y lograra alcanzar la salvación en esta vida. Amen Hari Aum…

Fuente: “Un Yogui llamado Jesús de Nazaret” autor Konchok Puma. Publicado en originalmente en Yoga Journal España (nro.16). Extraído del muro de Ishvara Puri Das

Etiquetas
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Back to top button
简体中文EnglishFrançaisDeutschहिन्दीPortuguêsРусскийEspañol
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker