web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

ENSEÑANZAS DE LA SABIDURÍA ETERNA ... RESUMIDAS

El siguiente artículo introduce algunos de los principales conceptos de ese conjunto de enseñanza espiritual conocidas como la Sabiduría Eterna.

 
El término 'espiritual', normalmente asociado con alguna forma de religión o práctica religiosa, en realidad tiene una connotación más amplia: Toda actividad que impulsa al ser humano hacia alguna forma de desarrollo - física, emocional, intuitiva, social - si es más avanzada que su estado actual, es en esencia de naturaleza espiritual. (*) Según esta definición, cada palabra, pensamiento y acción es potencialmente espiritual y capaz de mejorar la condición humana.

Desde tiempos muy antiguos, un conjunto de enseñanzas espirituales conocido como la Sabiduría Eterna o la filosofía esotérica ha sido transmitida de generación a generación, normalmente de forma oral, de instructor a alumno. Ha sido la fuente para las artes y ciencias de incontables civilizaciones. Es también la base común de todas la religiones del mundo.

En tiempos de grandes crisis, esta enseñanza se da a conocer de forma más amplia y abierta. En los últimos 100 años, las enseñanzas de la Sabiduría Eterna han sido dadas a través de individuos como Helena Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosófica, y más tarde por Alice B. Bailey y Helena Roerich. En 1948, el regreso inminente del Cristo fue revelado en el libro de Bailey, La Reaparición de Cristo. Desde 1974, el artista y esoterista británico Benjamin Creme, a través de su contacto telepático continuo con un Maestro de Sabiduría, ha sido la fuente principal de información de la fase final del emerger del Cristo.

Universo Energético

Cada vez más, el concepto de que todo es energía, vibrando a alguna frecuencia, se está aceptado a una gran escala y está cambiando el concepto de la vida de muchas personas. Los científicos pueden ahora demostrar que la energía y la materia no son sino dos estados diferentes de una realidad.

Sintetizando las filosofías de Oriente y Occidente, el esoterismo es la ciencia del proceso evolutivo en el hombre y la naturaleza -- desde el punto de vista energético y de conciencia. Presenta una descripción sistemática y exhaustiva de la estructura energética del universo y del papel del hombre en ella. Es también el arte de comprender y trabajar con esas energías que emanan de las fuentes más elevadas.

El esoterismo postula que Dios es la suma total de todas las leyes y todas las energías gobernadas por estas leyes, que componen todo en el universo manifestado y no-manifestado -- todo lo que vemos y no podemos ver.

El hombre por ello es una Chispa de Dios, un espíritu expresándose a sí mismo a través de su alma y de una personalidad, compuesta de un cuerpo mental, uno emocional y uno físico. Cada uno de nosotros es en esencia divino, pero la mayoría reconoce o demuestra esta divinidad sólo de forma limitada.

   

La Ley del Renacimiento

El proceso por el cual gradualmente manifestamos esta divinidad es el renacimiento (reencarnación). Como niños que entran en el sistema educativo en preescolar, comenzamos a un nivel muy básico de expresión humana, sin comprender nuestra verdadera herencia espiritual. A través de la experiencia de incontables vidas -- vividas en muchos países, con tradiciones culturales y religiosas diferentes, en cuerpos masculinos y femeninos -- aprendemos muchas lecciones, a través de éxitos y fracasos, y continuamos en nuestro viaje evolutivo de regreso a nuestro Origen, llevando los logros de cada vida a la siguiente.

El 'método' utilizado en este sistema educativo es la Ley de Causa y Efecto (o, en términos orientales, karma) que la Biblia describe: "Lo que siembras, cosecharás." En términos de física moderna, la Ley de Causa y Efecto podría resumirse como: "Por cada acción hay una reacción igual y opuesta." Cada pensamiento y acción produce una causa que inevitablemente conduce a ciertos efectos -- para bien o mal. Comprendiendo y trabajando dentro de esta Ley de Causa y Efecto impersonal, aprendemos a realizar mejores elecciones y gradualmente tomamos control de nuestro destino.

Las etapas de esta progresiva maestría de uno mismo están marcadas por grandes expansiones de conciencia conocidas por iniciaciones, que producen una visión y conocimiento cada vez más profundos e inclusivos de la verdadera naturaleza de la realidad. La vida de Jesús representó simbólicamente estas iniciaciones en Su nacimiento, bautismo, transfiguración, crucifixión y resurrección.

Un individuo que toma la quinta iniciación (la resurrección) se llama un Maestro, significando que ha pasado por todas las experiencias que la vida ofrece en este mundo y, en el proceso, ha adquirido una total maestría sobre Sí mismo. Como tal, ya no necesita encarnar, pero puede regresar voluntariamente como un acto de servicio a la humanidad y al Plan de Dios.

Jerarquía Espiritual

Los Maestros, que juntos forman la Jerarquía Espiritual, son los custodios del Plan Divino para este planeta. Ellos han inspirado grandes logros humanos a lo largo de la historia, trabajando desde detrás de la escena a través de Sus discípulos en todos los campos del esfuerzo humano. Los Maestros guían y enseñan, pero es la misma humanidad, respondiendo desde su libre albedrío al estímulo de Ellos, quien crea cada nueva civilización.

A lo largo de la historia, cuando la humanidad alcanza un punto importante de crisis, la Jerarquía Espiritual envía a un Instructor para mostrar el camino. Ha habido muchos de estos grandes mensajeros espirituales: Krishna, Buddha y el Cristo no son sino unos pocos. Ahora, en esta época crítica, los Maestros están regresando al mundo exterior por vez primera en incontables milenios, junto con el Maestro de todos los Maestros, guía de la Jerarquía Espiritual, Maitreya. La respuesta de la humanidad a este extraordinario estímulo creará, en su momento, la nueva civilización futura.

¿Quién es el Cristo?

En la tradición esotérica, la palabra 'Cristo' no es el nombre de un individuo, sino un cargo o función dentro de la Jerarquía Espiritual de Maestros. El que ocupa actualmente ese cargo, Maitreya, ha sido el Cristo durante los últimos 2.600 años y El seguirá en ese cargo durante toda la Era de Acuario -- aproximadamente otros 2.000 años.

Maitreya es el hermano mayor de la familia humana, habiendo perfeccionado y manifestado totalmente dentro de El la divinidad que es latente en cada uno de nosotros. El viene hoy a revelarnos un nuevo aspecto de Dios y a guiar a la humanidad a través de la nueva fase de su viaje espiritual.

En Palestina hace 2.000 años, Maitreya trabajó a través de su discípulo Jesús. Desde el momento del bautismo de Jesús en el río Jordán hasta Su crucifixión, la conciencia de Maitreya Le adumbró. Este es el proceso utilizado a veces entre los Maestros y sus discípulos como un medio para presentar una nueva enseñanza a la humanidad. Con el pleno consentimiento y cooperación de Jesús, Maitreya pudo así liberar en el mundo la gran fuerza espiritual que llamamos amor. Jesús, que ahora es un Maestro, ha desempeñado un papel importante preparando el camino para el regreso de Maitreya y será uno de los primeros Maestros presentados al mundo después del Día de la Declaración.

El Anti-Cristo

Según la Sabiduría Eterna, el anti-Cristo no es un individuo que vive en un momento determinado, sino que es una energía liberada antes del advenimiento del Cristo. Viene a allanar el camino para las fuerzas constructivas del Cristo destruyendo las formas cristalizadas antiguas que obstruyen el nuevo crecimiento de la sociedad. Siendo el anti-Cristo una energía, se manifiesta a través de individuos y lo ha hecho así en diferentes momentos a lo largo de la historia, más notablemente a través del emperador Nerón en tiempos romanos, y más recientemente a través de Hitler y de algunos de sus más cercanos colaboradores.

Con la derrota de las Fuerzas del Eje durante la 2ª Guerra Mundial, el trabajo de la energía del anti-Cristo ha concluido para esta era y no se volverá a manifestar en más de 3.000 años.

(*) El Maestro Djwhal Khul a través de Alice A. Bailey

 

 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas