web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

Aprendamos a ser cariñosos con nuestra mente
 

El Místico, Un buen sitio para el alma

Aportando al desarrollo personal y espiritual de las personas.

 
 

No nos odiemos por tener pensamientos negativos,.

Podemos considerar que estos pensamientos nos "construyen", y no que no "derriban".

No tenemos por qué culparnos por experiencias negativas. Podemos aprender de ellas

Ser cariñosos con nosotros mismos quiere decir dejar de culparnos, dejar de sentirnos culpables, acabar con todo castigo y con todo dolor.

También puede ayudarnos la relajación.

 

 

Cientos de artículos para cultivarte espiritualmente

Sección descargas en El Místico para disfrutar y compartir

     

 

libros online
Libros online para disfrutar en El Místico.

 

 

La relajación es absolutamente escencial para comunicarnos con el Poder interior, porque si uno está tenso y asustado corta, obstruye su energía.

Sólo lleva unos pocos minutos al día permitir al cuerpo y a la mente abandonarse y relajarse.

En cualquier momento puedes cerrar los ojos, hacer unas cuantas respiraciones profundas y liberar cualquier tensión que lleves contigo.

Al respirar, céntrate y di en silencio

" Te quiero, Todo  está bien"

Verás cómo te sientes mucho más tranquilo.

Así te envias mensajes que te dicen que no tienes por qué ir por la vida continuamente asustado.

 
Del libro:
El Poder está dentro de Ti
 Louise L. Hay
 

¿Cual es nuestro miedo más profundo?

"Nuestro Miedo mas profundo no es el de ser inadecuados. Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad lo que más nos aterra. Nos preguntamos a nosotros mismos ¿Quien soy yo para brillar, para ser magnifico, talentoso, fabuloso? De hecho, ¿quien eres para no serlo? Tú eres un hijo de dios. El que te consideres menos no ayuda al mundo. No hay nada brillante en empequeñecerse para que otros no se sientan inseguros al lado tuyo. Todos estamos destinados a brillar, como brillan los niños. Nacimos para hacer manifiesta la gloria de dios a través de nosotros mismos. No yace solo en algunos, está en todos nosotros. Y cuando dejamos que nuestra propia luz brille, inconcientemente alentamos a otras personas para que hagan lo mismo. A medida que nos liberamos de nuestro propio miedo, nuestra sola presencia automáticamente libera a otros."

 

 

 

 

 
 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas