DiosEspiritualidadSabiduríaVideos

Neale Donald Walsch – Conversaciones con Dios – Libro 2 – Capítulo 4

Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Conversaciones con Dios – Libro 2 – Capitulo 4

Neale Donald Walsch


Neale Donald Walsch – Conversaciones con Dios – Libro 2 – Capitulo 4

 


 

4

 

Vaya, realmente nos hemos desviado del tema. Empezamos hablando del Tiempo y terminamos hablando de la religión organizada.

 

Sí, así ocurre en las conversaciones con Dios. Es difícil mantener limitado el diálogo.

 

Permíteme resumir los puntos que estableciste en el capítulo 3.

 

  • No hay más tiempo que este tiempo; no hay otro momento más que este momento.
  • El tiempo no es un continuo. Es un aspecto de la Relatividad que existe en un paradigma “vertical”, con “momentos” o “acontecimientos” apilados uno junto al otro, sucediendo al mismo “tiempo”.
  • Constantemente viajamos entre realidades en esta esfera de tiempo – no tiempo – todo el tiempo, generalmente, en nuestro sueño. El Déjà vu es una forma en la cual cobramos consciencia de eso.
  • Nunca hubo un tiempo cuando “no” fuimos, ni nunca lo habrá.
  • El concepto de “edad” en lo que se relaciona con las almas realmente tiene que ver con los niveles de conocimiento, y no con la duración del “tiempo”.
  • No existe la maldad.
  • Somos perfectos, tal como somos.
  • “Malo” es una conceptualización de la mente, basada en la Experiencia Relativa.
  • Según transcurre nuestra vida vamos elaborando las reglas, cambiándolas para que se adapten a nuestra Realidad Presente, y eso está perfectamente bien. Es así como debe ser, tiene que ser, si somos seres en evolución.
  • Hitler se fue al cielo(¡).
  • Todo lo que sucede es voluntad de Dios, todo. Eso no sólo incluye huracanes, tornados y terremotos, sino también a Hitler. El secreto del entendimiento reside en conocer el Propósito detrás de todos los acontecimientos.
  • No hay “castigos” después de la muerte, y todas las consecuencias sólo existen en la Experiencia Relativa, no en el Reino de lo Absoluto.
  • Las Teologías humanas son un intento insensato de la humanidad para explicar un Dios insensato que no existe.
  • La única forma en que tienen sentido las teologías humanas consiste en que aceptemos a un Dios que no tiene ningún sentido.

 

¿Qué te parece? ¿Otro buen resumen?

 

Excelente.

 

Bien. Por ahora tengo un millón de preguntas. Los puntos 10 y 11, por ejemplo, demandan mayor esclarecimiento. ¿Por qué Hitler fue al cielo? Sé que trataste de explicármelo, pero en alguna forma, necesito más elementos. ¿Y cuál es el propósito detrás de todos los acontecimientos? ¿Y cómo se relaciona este Propósito Mayor con Hitler y otros déspotas?

 

Veamos el Propósito primero.

Todos los acontecimientos, todas las experiencias tienen como propósito la creación de la oportunidad. Los acontecimientos y las experiencias son Oportunidades, simplemente.

Sería un error juzgarlos como “obras del demonio”, “castigos de Dios”, “recompensas del Cielo”, o cualquier otra cosa intermedia. Simplemente son Acontecimientos y Experiencias, cosas que suceden.

Lo que les da significado es lo que pensamos de ellos, lo que hacemos al respecto y lo que somos en respuesta a ellos.

Los acontecimientos y las experiencias son oportunidades que atraes tú, creadas por ti mismo, individual o colectivamente, a través de la consciencia. La consciencia crea experiencia. Estás intentando elevar tu consciencia. Has atraído estas oportunidades a fin de usarlas como instrumentos en la creación y experimentación de Quién Eres Tú. Quién Eres Tú es un ser de consciencia más elevada de la que ahora manifiestas.

Debido a que es Mi Voluntad que sepas y experimentes Quién Eres Tú, te permito atraer hacia ti cualquier acontecimiento o experiencia que elijas crear para alcanzar este fin.

Otros Participantes en el Juego Universal se unen a ti de vez en cuando, ya sea como Encuentros Breves, Participantes Periféricos, Compañeros Temporales de Equipo, Interactores a largo plazo, Parientes y Familia, Seres Amados, o Camaradas en la Senda de la Vida.

atraes hacia ti a esas almas, y ellas te atraen hacia ellas mismas. Es una experiencia mutuamente creativa, la cual expresa las elecciones y deseos de ambas.

Nadie llega a ti por accidente.

Las coincidencias no existen.

Nada ocurre al azar.

La vida no es producto de la suerte.

Los acontecimientos, al igual que las personas, las atraes tú, para tus propios propósitos. Las mayores experiencias y creaciones planetarias son el resultado de la consciencia de grupo. Se ven atraídas hacia tu grupo como un todo, como resultado de las elecciones y deseos del grupo como un conjunto.

 

¿Qué quieres decir con el término “tu grupo”?

 

La consciencia de grupo es algo que no se entiende en toda su extensión, sin embargo, es extremadamente poderosa y puede, si no eres cuidadoso, derrotar con frecuencia la consciencia individual. Por lo tanto, si deseas que sea armoniosa tu mayor experiencia de vida en el planeta, siempre debes empeñarte en crear consciencia de grupo donde quiera que vayas, y con todo lo que hagas.

Si estás en un grupo cuya consciencia no refleja la tuya, y en ese momento no te es posible alterar eficazmente la consciencia de ese grupo, lo conveniente es que te separes de él, o el grupo podría conducirte. Irá a donde quiera dirigirse, independientemente de adonde tú quieras ir.

Si no puedes encontrar un grupo  cuya consciencia concuerde con la tuya, sé la fuente de uno. Otros de consciencia semejante se verán atraídos hacia ti.

A fin de que se produzca un cambio permanente e importante en tu planeta, los individuos y los grupos pequeños deben afectar a los grupos más grandes y, a la larga, al grupo mayor, el cual es TODA la humanidad.

Tu mundo, y la condición en que está, es un reflejo de la consciencia total combinada de todos sus habitantes.

Como puedes ver si miras a tu alrededor, hay mucho trabajo por hacer. A menos, desde luego, que estés satisfecho con tu mundo tal y como es.

Sorprendentemente, la mayoría de las personas lo están. Por eso el mundo no cambia.

La mayor parte de las personas están satisfechas con un mundo en el cual se honran las diferencias, no las similitudes, y los desacuerdos se solucionan con conflictos y guerra.

La mayoría está satisfecha con un mundo en el cual la supervivencia es para el más apto, impera la ley del más fuerte, alimenta la competencia, y el acto de ganar se califica como el bien más alto.

Si ese sistema también produce “perdedores” – así sea – no importa siempre que tú no estés entre ellos.

La mayoría de la gente está satisfecha, aun cuando ese modelo produce una mentalidad que permite dar muerte a personas cuando se juzga que obraron “mal”, y propicia que haya seres hambrientos y que carecen de hogar cuando son “perdedores”, y se les oprime y explota si no son “fuertes”.

También la mayoría define como “equivocado” lo que es diferente de lo que aceptan. Las diferencias religiosas, en particular, no se toleran, ni las diferencias sociales, económicas o culturales.

La explotación de la clase inferior se justifica con declaraciones autoelogiosas de la clase más alta acerca de que sus víctimas están ahora mejor de lo que estaban antes de estas explotaciones. Con esta medida, la clase alta puede ignorar la cuestión de cómo se debe tratar a todas las personas si se quiere actuar con verdadera justicia, en vez de limitarse a mejorar un poco una situación horrible, y lucrar obscenamente con la transacción.

Muchos se ríen cuando se sugiere cualquier otra clase de sistema que no sea el que actualmente está en vigencia, diciendo que las conductas como la competencia y el asesinato y el “victorioso se lleva el botín” ¡son las que hacen grandiosa su civilización! La mayoría de las personas piensan que no hay otra forma natural de ser, que está en la naturaleza de los humanos comportarse de esa manera, y que si actuaran de otro modo se aniquilaría el espíritu interior que impulsa al hombre a triunfar.

(Nadie se plantea la pregunta de “¿Triunfar en qué?”)

Así como es difícil que lo entiendan los seres realmente iluminados, la mayoría de la gente en tu planeta cree en esta filosofía, y por eso no les interesa el sufrimiento de las masas, la opresión de las minorías, el enojo de las clases inferiores, las necesidades de supervivencia de cualquiera que no sean ellos y sus familias inmediatas.

La mayoría no ven que están destruyendo su Tierra – el mismo planeta que les da Vida –  porque sus acciones sólo buscan elevar la calidad de sus condiciones de existencia. Asombrosamente, no son tan previsoras como para observar que las ganancias a corto plazo pueden producir pérdidas a largo plazo. Con frecuencia actúan así y lo seguirán haciendo.

Son muchos los que se sienten amenazados por la consciencia de grupo, un concepto como el bien colectivo, una visión global de un solo mundo, o un Dios que existe en unidad con toda la creación, en vez de separado de ella.

A pesar de este temor por todo lo que conduzca a la unificación y a la glorificación del planeta – de que Todo lo que Separa produce división, desavenencia, discordia -, parece que no se tiene la capacidad para aprender incluso de la propia experiencia, y, por lo tanto, los humanos continúan con sus conductas, con los mismos resultados.

La incapacidad para experimentar el sufrimiento de otro como propio es lo que permite que continúe tanto sufrimiento.

La separación engendra indiferencia, superioridad falsa. La unidad produce compasión, igualdad genuina.

Los acontecimientos que ocurren en este planeta – los cuales han ocurrido regularmente durante 3000 años -, son, como he dicho, un reflejo de la Consciencia Colectiva de grupo – el grupo entero en este planeta.

Ese nivel de consciencia se podría describir mejor como primitivo.

 


 

Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Autoconocimiento y autorrealizacion

Autoconocimiento y autorrealizacion Por Victor Villacorta ¿Quien Soy?, ¿De donde vengo? ¿A donde voy? ¿Que debo hacer? ¿Puedo ser feliz ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

El falso dilema entre Salud y Economía

El falso dilema entre Salud y Economía Reflexiones en pandemia Por Victor Villacorta Coronavirus: El falso dilema entre Salud y ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

¿Estas listo para tu iniciación espiritual?

¿Estas listo para tu iniciación espiritual? Por Victor Villacorta Iniciacion espiritual - ¿Estas listo para comenzar este camino?¿Que significa iniciarse ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

La empatía y la compasión

La empatía y la compasión Por Victor Villacorta Solidaridad y empatía en tiempos de crisis por Coronavirus, que desnuda y ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Autoconocimiento – ¿Que es lo que sabes de ti mismo?

Autoconocimiento - ¿Que es lo que sabes de ti mismo? Por Victor Villacorta Autoconocimiento, el primer paso hacia el despertar ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Densidades vibratorias

Densidades vibratorias Mensaje y contacto extraterrestre con pleyadianos de Taygeta Este es el capitulo 6 de la serie Charlas con ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Existe gente irreal – Mensaje pleyadiano de Taygeta

Existe gente irreal - Mensaje pleyadiano de Taygeta Personas holográficas en la matrix ENGLISH SUBTITLES VERY SOON. El video de ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Conversaciones con Swaruu de Erra sobre el Alma

Conversaciones con Swaruu de Erra sobre el Alma Contacto con extraterrestre de Pleyades En este video comento el ultimo video ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

¿Como es un ser de luz encarnado?

¿Como es un ser de luz encarnado?  CARACTERÍSTICAS DE UN SER DE LUZ: 1 - Desde temprano en sus vidas, ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

Ser conscientes de nuestra conciencia

Ser conscientes de nuestra conciencia Por Esther y Jerry Hicks Ser conscientes de nuestra propia conciencia - Esther y Jerry ...
Leer Más

 


 

 

 

Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capítulo 4

100 / 100

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior
简体中文EnglishFrançaisDeutschहिन्दीPortuguêsРусскийEspañol