DiosEspiritualidadSabiduríaVideos

Neale Donald Walsch – Conversaciones con Dios – Libro 2 – Capitulo 2

Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Conversaciones con Dios – Libro 2 – Capitulo 2

Neale Donald Walsch


 

Neale Donald Walsch – Conversaciones con Dios – Libro 2 – Capitulo 2

 


2

 

Estoy incierto sobre la dirección que deberá seguir este libro. No estoy seguro por donde empezar.

 

Tomemos el tiempo.

 

¿Cuánto? Ya me ha tomado cinco meses pasar del primer capítulo a éste. Sé que las personas que lo lean pensarán que todo se escribió en un flujo constante, ininterrumpido. No se darán cuenta de que transcurrieron 20 semanas entre los párrafos 32 y 33 de este libro. No comprenden que a veces los momentos de inspiración se alejan durante medio año. ¿Cuánto tiempo más necesitamos?

 

No fue eso lo que quise decir. Me refiero a que tomemos el “Tiempo” como nuestro primer tema, como una base para empezar.

 

Oh, bien. Pero ya que estamos en el tema, ¿por qué algunas veces se lleva meses completar un simple párrafo? ¿Por qué tus visitas son tan espaciadas?

 

Mi querido y maravilloso hijo, mis “visitas” no son espaciadas. Nunca me separo de ti. Simplemente no siempre estás consciente de que estoy contigo.

 

¿Por qué? ¿Por qué no estoy consciente de Tu Presencia si siempre estás aquí?

 

Porque tu vida se queda atrapada en otras cosas. Enfrentémoslo; has estado muy ocupado durante cinco meses.

 

En efecto, sí lo he estado. Han ocurrido muchas cosas.

 

Y todo ello fue más importante que Yo.

 

No considero que ésa sea mi verdad.

 

Te invito a revisar tus acciones. Has estado más profundamente entregado a tu vida física. Le has puesto muy poca atención a tu alma.

 

Fue un período muy apremiante.

 

Sí. Mayor razón para haber incluido tu alma en el proceso. Esos meses pasados hubiesen sido mucho más tranquilos con Mi ayuda. Por lo tanto, ¿puedo sugerirte que no pierdas el contacto?

 

Trato de permanecer cerca, pero parece que me pierdo – me entrego, como Tú lo expusiste, a mi propio drama -. Y entonces, en alguna forma, no encuentro tiempo para Ti. No medito. No rezo. Y ciertamente, no escribo.

 

Lo sé. Es una ironía de la vida que cuando tú necesitas más nuestra conexión, te alejas de ella.

 

¿Cómo puedo dejar de hacer eso?

 

Deja de hacerlo.

 

Eso es lo que acabo de decir. ¿Pero cómo?

 

Dejas de hacerlo dejando de hacerlo.

 

No es tan sencillo.

 

Es así de sencillo.

 

Desearía que lo fuese.

 

Entonces realmente lo será, porque lo que tú deseas es mi mandato. Recuerda, Mi apreciado hijo, tus deseos son Mis deseos. Tu voluntad es Mi voluntad.

 

Muy bien. Entonces deseo que este libro este terminado para marzo. Ahora es octubre. Deseo que no haya más espacios de cinco meses en el material que viene.

 

Así será.

 

Bien.

 

A menos que no sea así.

 

Oh, por favor. ¿Tenemos que transitar por estos juegos?

 

No. Pero hasta ahora así es como has decidido vivir tu Vida. Continuamente cambias de parecer. Recuerda: la vida es un proceso constante de creación. Cada minuto estás creando tu realidad. La decisión que tomas hoy, con frecuencia no es la elección que haces mañana. Sin embargo, he aquí un secreto de todos los Maestros: cada vez que elijas, elige lo mismo.

 

¿Una y otra vez? ¿No es suficiente una vez?

 

Una y otra vez hasta que tu voluntad se manifieste en tu realidad.

Para algunos podría llevar años. Para otros, meses. Para otros más, semanas. Para aquellos que se acercan a la maestría, días, horas, o minutos incluso. Para los Maestros, la creación es instantánea.

Podrás decir que estas en el camino de la maestría cuando veas la brecha entre Albedrío y Acción.

 

Tu dijiste: “La decisión que tomas hoy con frecuencia no es la elección que haces mañana”. ¿Cómo interpretar tus palabras? ¿Acaso nunca debemos permitirnos un cambio de parecer?

 

Cambia tu parecer todo lo que quieras. Sin embargo, recuerda que con cada cambio de idea se produce un cambio en la dirección de todo el universo.

Cuando “tomas una decisión” acerca de algo, pones en movimiento al universo. Ciertas fuerzas más allá de tu capacidad de comprensión – mucho más sutiles y complejas de lo que podrías imaginar – participan en un proceso cuyas intrincadas dinámicas estás ahora a punto de empezar a entender.

Estas fuerzas y este proceso son todos partes de la extraordinaria red de energías interactivas que comprenden la totalidad de la existencia que tú llamas vida.

Son, en esencia, Yo mismo.

 

Así que cuando cambio de idea, te estoy creando dificultades, ¿es así?

 

Nada es difícil para Mí, pero podrías volver las cosas muy difíciles para ti mismo. Por lo tanto, establece un juicio y un solo propósito acerca de una situación. Y no distraigas tu mente hasta que lo hayas convertido en una realidad. Manténte enfocado. Permanece concentrado.

Esto es lo que significa ser firme. Si eliges algo, elígelo con todo tu poder, con todo tu corazón. No seas apocado. ¡Sigue adelante! Sigue acercándote. Apégate a tu determinación.

 

No aceptar un no como respuesta.

 

Exactamente.

 

¿Pero qué sucede si el no es la respuesta correcta? ¿Qué pasa si lo que queremos no es propio para nosotros, no es para nuestro bien, ni en nuestro mejor interés? Entonces no nos lo darás, ¿verdad?

 

Incorrecto. Yo te “daré” lo que pidas, ya sea “bueno” para ti o “malo” para ti. ¿has examinado tu vida últimamente?

 

Se me ha enseñado que no siempre podemos tener lo que deseamos, que Dios no nos lo dará si no es para nuestro bien más elevado.

 

Eso es lo que te dicen cuando no quieres que te sientas decepcionado con un resultado particular.

Antes que nada, retrocedamos a la claridad acerca de nuestra relación. Yo no te “doy” nada, tú lo pides. El libro anterior explica exactamente como lo haces, con muchos detalles.

En segundo lugar, Yo no hago juicios acerca de lo que pides. Yo no califico a una cosa como “buena” o “mala”. (Tú también harías bien en no juzgar.)

Tú eres un ser creativo – hecho a imagen y semejanza de Dios -. Puedes tener cualquier cosa que elijas. Pero no puedes tener todo lo que quieras. De hecho, nunca podrás obtener cualquier cosa que quieras si lo deseas con suficiente intensidad.

 

Lo sé. Lo explicaste también en el volumen anterior. Dijiste que el acto de querer una cosa la aleja de nosotros.

 

Sí, ¿y recuerdas por qué?

 

Porque los pensamientos son creativos, y el pensamiento de querer una cosa es una manifestación al universo, una declaración de una verdad – la carencia -, la cual el universo produce entonces en mi realidad.

 

¡Precisamente! ¡Exactamente! Has aprendido. Entiendes. Eso es estupendo.

Sí, así es como funciona. En el momento en que dices “yo quiero” algo, el universo dice “en efecto, eso quieres”, y te da esa experiencia precisa: ¡la experiencia de “quererlo”!

Lo que sea que pongas detrás de la palabra “yo” se convierte en tu mandato creativo. El genio en la botella – que soy Yo – sólo existe para obedecer.

¡Yo produzco lo que pides! Tú pides precisamente lo que piensas, sientes y dices. Tan sencillo como eso.

 

Entonces, dímelo de nuevo. ¿Por qué me toma tanto tiempo crear la realidad que elijo?

 

Por numerosas razones. Porque no crees que puedes tener lo que eliges. Porque no sabes qué eliges. Porque te empeñas en definir lo que es “mejor” para ti. Porque quieres garantías anticipadas de que todas tus elecciones serán “buenas”. ¡Y porque continuas cambiando de idea!

 

Permíteme ver si entiendo. ¿No debo tratar de definir lo que es mejor para mí?

 

“Mejor” es un término relativo, que depende de un ciento de variables. Eso dificulta mucho las elecciones. Cuando se toma una decisión, sólo se debe tomar en cuenta este criterio: ¿Es esto una declaración de Quién Soy Yo? ¿Es una proclama de Quién Elijo Ser?

Todo lo relativo a la vida debe ser una proclama. De hecho, lo es toda la vida. Puedes permitir que esa proclama sea hecha por azar o por elección.

Una vida que se vive por elección es una vida de acción consciente. Una vida que se vive por azar es una vida de reacción inconsciente.

Una reacción es precisamente una acción que has realizado antes. Cuando “re-accionas”  lo que haces es valorar los datos entrantes, buscar en tu banco de memoria la misma o casi la misma experiencia, y actuar en la misma forma que lo hiciste antes. Todo esto es trabajo de la mente, no de tu alma.

Tu alma te pondría a buscar en su “memoria” para ver como podrías crear una experiencia verdaderamente genuina de tu Ser en el Momento Actual. Ésta es la experiencia de “búsqueda de alma” de la cual has oído con tanta frecuencia, pero literalmente tendrías que estar “fuera de tus cabales” para hacerlo.

Cuando pasas el tiempo tratando de determinar qué es lo “mejor” para ti, estas haciendo justamente eso: pasando el tiempo. Es mejor que ahorres tu tiempo y no que lo gastes dispendiosamente.

El hecho de estar fuera de tus cabales – o de tus esquemas – ahorra mucho tiempo. Las decisiones se alcanzan rápidamente, las elecciones se activan con prontitud, porque tu alma crea a partir de la experiencia presente únicamente, sin revisión, análisis y crítica de pasados encuentros.

Recuerda esto: el alma crea, la mente reacciona.

En su sabiduría, el alma sabe que la experiencia que estás teniendo en Este Momento es una experiencia que te envió Dios, que asentó antes de que tuvieses un conocimiento consciente de ella. Esto es lo que significa una experiencia “pre-sente”. Ya está en camino aun antes de que la busques – ya que incluso antes de que preguntes, te habré contestado -. Cada Momento Actual es un regalo glorioso de Dios. Por eso se llama el presente.

El alma busca intuitivamente la circunstancia y la situación perfectas que se necesitan ahora para corregir el pensamiento equivocado y otorgarte la legítima experiencia de Quién Eres Realmente.

El deseo del alma es llevarte de regreso a Dios, traerte a casa Conmigo.

La intención del alma es conocerse a sí misma por experiencia, y así, conocerme a Mí. El alma entiende que Tú y Yo somos Uno, aun cuando la mente niegue esta verdad y el cuerpo actúe esta negación.

Por lo tanto, en momentos de gran decisión, salte del orden habitual de tu mente, y realiza una búsqueda del alma.

El alma entiende lo que la mente no puede concebir.

Si pasas el tiempo tratando de determinar lo que es “mejor” para ti, tus elecciones serán cautelosas, tus decisiones serán interminables y tu destino se precipitará en un mar de expectativas.

Si no tienes cuidado, te ahogarás en tus expectativas.

 

¡Vaya que es una buena respuesta! ¿Pero cómo escucho a mi alma? ¿Cómo sé que la estoy oyendo?

 

El alma te habla en sentimientos. Escucha tus sentimientos. Sigue tus sentimientos. Respeta tus sentimientos.

 

¿Por qué me parece que el respeto a mis sentimientos es precisamente lo que ha ocasionado que tenga problemas en primer lugar?

 

Porque tú has etiquetado la madurez como “problema” y la pasividad como “segura”.

Yo te digo: tus sentimientos nunca te traerán “problemas”, porque tus sentimientos son tu verdad.

Si quieres vivir sin seguir nunca tus sentimientos, sino que cada sentimiento se filtre a través de la maquinaria de tu Mente, hazlo. Tienes libertad para hacerlo. Toma tus decisiones basado en el análisis de tu Mente sobre la situación. Pero no buques alegría en esas maquinaciones, ni celebración de Quién Eres Realmente.

Recuerda esto: La verdadera celebración es espontánea, no pasa por procesos racionales.

Si escuchas a tu alma sabrás lo que es “mejor” para ti porque lo mejor para ti es tu verdad.

Cuando actúas únicamente a partir de lo que es verdad para ti, aceleras tu camino por la senda. Cuando creas una experiencia basada en tu “verdad actual” en vez de reaccionar a una experiencia basada en una “verdad pasada”, produces un “nuevo tú”.

¿Por qué lleva tanto tiempo crear la realidad que eliges? He aquí la razón: porque no vives tu verdad.

Conoce tu verdad, y la verdad te liberará.

Sin embargo, una vez que hayas conocido tu verdad, no sigas cambiando de parecer al respecto. Cuando esto sucede es que tu mente trata de definir lo que es “mejor”. ¡Deténla! Salte de tus esquemas. ¡Recupera el juicio!

Eso es lo que significa “recuperar el juicio”. Es volver a cómo te sientes, no a cómo piensas. Tus pensamientos son sólo eso: pensamientos. Construcciones mentales. Creaciones “fabricadas” de tu mente. Pero tus sentimientos sí son reales.

Los sentimientos son el lenguaje del alma. Y tu alma es tu verdad.

Ahí está. ¿Te das cuenta de que todo está vinculado?

 


 

Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Leyes cósmicas que regulan los universos

Leyes cósmicas que regulan la vida en el universo Leyes cósmicas, principios hermeticos y escuelas de misterios. Seminario de Espiritualidad ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Autoayuda, espiritualidad y misticismo

Autoayuda, espiritualidad y misticismo Clase 1 - Parte 2 - Seminario de Espiritualidad Profunda Por Victor Villacorta Clase 1 - ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Cuerpo, mente, alma y espíritu

Cuerpo, mente, alma y espíritu Seminario de Espiritualidad Profunda - Clase 2 - Parte 2 Por Victor Villacorta Autoayuda, espiritualidad ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Usted Puede Sanar Su Vida – Capítulo 3

Usted Puede Sanar Su Vida - Capítulo 3. Louise Hay ¿De donde proviene tu dolor? Capítulo 3 de "Usted puede ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

La autocuración Parte 1 – Louise Hay

La autocuración Parte 1 - Louise Hay Video doblado al español (España) Louise Hay nos invita a trabajar en nuestra ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Autoayuda espiritualidad y misticismo

Autoayuda espiritualidad y misticismo Autoayuda, espiritualidad y misticismo. Cuerpo, mente, alma y espíritu, Características y funciones en la expansión de ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

El EGO como herramienta de supervivencia y evolución

El EGO como herramienta de supervivencia y evolución Charla desarrollada por Victor Villacorta Seminario de espiritualidad profunda desarrollado en https://elmistico.org ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Trampas en el Camino Espiritual

Trampas en el Camino Espiritual - Parte 3 Por Victor Villacorta Seminario de Espiritualidad - Clase 3 - Parte 3 ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Mi Vida con el Lama – Capitulo 4

Mi Vida con el Lama - Capitulo 4 Lobsang Rampa Lobsang Rampa - Mi Vida con el Lama - Capitulo ...
Leer Más
Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

Las trampas en el camino espiritual

Las trampas en el camino espiritual Charla desarrollada por Victor Villacorta Seminario de Espiritualidad - Clase 3 - Parte 3 ...
Leer Más

 

Neale Donald Walsch - Conversaciones con Dios - Libro 2 - Capitulo 2

100 / 100

Artículos relacionados

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior
简体中文EnglishFrançaisDeutschहिन्दीPortuguêsРусскийEspañol