web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 
 

LOS NIÑOS ÍNDIGO

 Sus hijos no son sus hijos.

Son los hijos e hijas de la vida

Añorándose a sí misma.

Vienen a través de ustedes, pero no de ustedes.

Ustedes podrán darles su amor, pero no sus pensamientos,

porque tienen sus propios pensamientos.

Podrán alojar sus cuerpos, pero no sus almas.

Porque sus almas moran en la casa del mañana,

Que ustedes no pueden visitar, ni siquiera en sueños.

Podrán esforzarse en ser como ellos,

Pero no traten de hacer que ellos sean como ustedes.

Ustedes son los arcos desde los cuales parten sus hijos como flechas

vivientes.

Que su flexibilidad en las manos del arquero sea de gozo.

 

Kahlil Gibran. El Profeta

  ¿ Qué es un niño índigo y porqué le llamamos así?

 -                       Es un niño que muestra una nueva y poco usual serie de atributos sicológicos con un patrón de comportamiento no documentado antes. Este patrón de comportamiento tiene factores comunes únicos que sugieren a quienes interactúan con los niños (los padres en particular) que deben cambiar la forma de tratarlos y de criarlos para poder lograr un equilibrio adecuado. Ignorar estos nuevos patrones de comportamiento es crear un desequilibrio potencial y una gran frustración en la mente de estas preciosas nuevas vidas.

10 de los rasgos más comunes de un niño índigo:

1. Ellos vienen a este mundo con un sentimiento de realeza (y frecuentemente se comportan como tales).

2. Ellos tienen la sensación de "merecer estar aquí" y se sorprenden cuando otros no comparten esa misma sensación.

3. La autoestima no es para los Niños Índigo un gran tema de preocupación (ellos con frecuencia les dicen a sus padres "quiénes son ellos" - los niños).

4. Ellos tienen dificultad en aceptar una autoridad absoluta (autoridad sin ninguna explicación o sin más alternativas).

5. Ellos simplemente no harán ciertas cosas; por ejemplo: esperar en una fila es muy difícil para ellos.

6. Se frustran con sistemas que son como rituales y que no requieren de pensamientos creativos.

7. Con frecuencia ellos tienen mejores formas de hacer las cosas, tanto en la casa como en la escuela, lo que los hace ser como rebeldes, inconformes con cualquier sistema.

8. Parecen muy antisociales a menos que se encuentren entre niños de su misma clase. Si no hay otros con el mismo nivel de consciencia, a menudo se tornan retraídos, sintiendo que ningún ser humano los entiende. La escuela es para ellos un sitio donde les es muy difícil socializar.

9. Ellos no responderán a la disciplina de "culpa" ("espera que tu padre llegue a casa y se entere de lo que has hecho").

10. Ellos sienten timidez en expresarle a usted lo que necesitan.

 Se les llama índigo por el color de vida.. Todas las personas las tienen, para conocer cuál es su misión aquí, en el plano de la Tierra, qué es lo que han venido a aprender, cuál es su programa de estudios (silabo). Aparecerían dos colores más añadidos al sistema, porque dos habían desaparecido el fucsia y el magenta se volvió obsoleto. Estos fueron reemplazados y uno de ellos es el Indigo.

 

Aproximadamente a los 26, 27 años se podrá observar un gran cambio en los Niños Índigo. El cambio será que su propósito estará aquí. Los mayores se volverán realmente sólidos en lo que estén haciendo, y los más jóvenes vendrán con una claridad respecto a lo que harán en su vida.

La gente no entiende a los Niños Índigo. Ellos son niños computarizados que vienen a este mundo con cierta visualización mental de lo que es bueno. Son niños orientados hacia la tecnología, lo que significa que vamos a estar más tecnificados de lo que estamos ahora. A los 3 y 4 años estos niños entienden sobre computadoras de una forma que un adulto de 65 años no podrá hacerlo.

Son niños tecnológicos, lo qué significa que fácilmente podemos predecir lo que sucederá en los próximos diez años, tecnología que ni siquiera hemos llegado a soñar. Estos niños están abriendo un portal, y nosotros llegaremos a un punto en el cual nada tendrá que trabajarse, excepto en nuestras mentes.

     

El 90% de los niños de 10 años de edad son Índigo (en 1998). BÁSICAMENTE EXISTEN 4 TIPOS DE NIÑOS ÍNDIGO. Cada uno con un propósito:

 

1. El HUMANISTA: el primero es el Índigo humanista que está destinado a trabajar con las masas. Ellos son los médicos, abogados, profesores, comerciantes, y políticos del mañana. Ellos servirán a las masas y son muy hiperactivos y extremadamente sociables. Ellos hablarán con todo el mundo, siempre en forma muy, pero muy amigable. Ellos tienen puntos de vista muy definidos, con un cuerpo un poco torpe, y muy hiperactivos. Algunas veces se estrellarán contra una pared porque olvidaron poner los frenos. Ellos no saben cómo jugar con un juguete, pero le sacarán todas las partes que contengan y probablemente después no lo vuelvan a tocar. Si usted quiere que ellos limpien el cuarto, usted tendrá que recordárselo muchas veces, porque son muy distraídos. Ellos irán al cuarto, comenzarán a limpiar hasta que se encuentran con un libro y entonces se sentarán a leer, porque son lectores feroces.

 

2. El CONCEPTUAL: El Índigo conceptual está más interesado en proyectos que en la gente. Ellos serán los Ingenieros, arquitectos, diseñadores, astronautas, pilotos y militares del mañana. Son niños muy atléticos. Son controladores y la persona que más tratan de controlar es a su madre si son niños, y a su padre si son niñas. Este tipo de Índigo tiene tendencia a la adicción, especialmente drogas, durante la adolescencia. Sus padres deben vigilar estrechamente sus patrones de comportamiento y cuando ellos empiezan a esconder cosas o a decir cosas como: "no te acerques a mi cuarto" es cuando la madre necesita revisar su habitación.

 

3. El ARTISTA: El índigo Artista es muy sensitivo y su cuerpo es pequeño, aunque no siempre. Están más inclinados hacia el arte, son muy creativos y serán los maestros y los artistas del mañana. A cualquier cosa que se dediquen siempre estarán orientados hacia el lado creativo. Dentro del campo de la medicina, serán cirujanos o investigadores. En el campo de las artes, serán los actores. Entre las edades de 4 a 10 se involucrarán en no menos de 15 actividades creativas, le dedicarán 5 minutos a una y luego la abandonan. El Índigo artista puede trabajar con 5 ó 6 instrumentos diferentes y en la adolescencia escogerá uno y se convertirá en un verdadero artista.

 

4. El INTERDIMENSIONAL: El cuarto tipo de Índigo es el interdimensional. Son más grandes que los otros tipos y a la edad de 1 ó 2 años  podrán decirle cualquier cosa y ellos  dirán: "yo ya lo sé" o "yo puedo hacerlo", o "no me molesten". Son ellos quienes traerán nuevas filosofías y nuevas religiones a este mundo. Pueden llegar a convertirse en bravucones y jactanciosos porque son mucho más grandes y porque no encajan en ninguno de los 3 tipos anteriores.

 Los niños de estos cuatro tipos creen en ellos mismos. No sienten temor. Así que si quieren decirle que están haciendo algo malo cuando ellos creen que no, ellos creerán que usted mismo no sabe de qué está hablando. Así que se sugiere a los padres que establezcan límites pero sin tener que decirles a sus hijos: "no hagan esto”. tendrán que dejar que el joven índigo haga lo que vaya a hacer, de otra forma no participará, se retraerá, a menos que sea un Humanista, y no volverá a hablar acerca del asunto.

      Desde el momento que un niño índigo comienza a hablar, los padres deben hablar con ellos abiertamente. Puede hablar con ellos desde que son bebés, Hablen con él, déjese escuchar.

     Los niños índigo se deben tratar como adultos desde su más tierna edad. No traten nunca de impedirles hablar. Ellos no respetan a la gente por su pelo gris o sus arrugas,  tendrán que ganarse el respeto de estos niños.

     Se debe aprender a escuchar a los Niños Índigo y olvídese de querer demostrarles autoridad. Permita que los niños les digan lo que ellos necesitan. Entonces, explíqueles las razones por qué  no pueden darle lo que piden, o por qué es correcto que sí obtengan lo que quieren.

     Todo lo que ellos necesitan es ser escuchados. Ellos son muy abiertos.

      Los Niños Índigo son el puente entre la tercera dimensión a la cuarta. La tercera dimensión es la dimensión de la razón, la dimensión del pensamiento. La cuarta dimensión es la dimensión del Ser. Lo único que los niños índigo piden es respeto y que los traten como seres humanos, sin que haya diferencia entre niños y adultos.

    Si los orientamos bien, ellos pueden hacer elecciones muy sabias, ellos son niños extraordinarios.

            Sabemos que los niños índigo nacen trayendo los dones divinos. La mayoría de ellos son filósofos por naturaleza, que piensan sobre el significado de la vida y como salvar al planeta. Ellos son inherentemente científicos, inventores y artistas, pero nuestra sociedad construida con la vieja energía, esta reprimiendo los dones naturales de estos niños..

           Muchos niños dotados son diagnosticados erróneamente como niños con “dificultades de aprendizaje” y están siendo destruidos por el sistema educativo público convencional.

A muchos de estos niños dotados los están clasificando como niños con desórdenes de deficiencia de atención  y muchos padres no se dan cuenta de que su hijo puede ser un niño potencialmente dotado.

 

Características que le pueden ayudar a identificar a un niño dotado:

• Tiene gran sensibilidad

• Tiene energía en exceso

• Se aburre fácilmente, mostrando períodos muy cortos de atención

• Necesita adultos emocionalmente estables y seguros a su alrededor

• Puede resistirse a la autoridad si ésta no está democráticamente orientada

• Prefiere otras formas de aprender - la lectura y las matemáticas particularmente-

• Puede frustrarse fácilmente porque tiene grandes ideas pero pocos recursos o personas dispuestas a ayudarle a realizarlas

• Aprende fácilmente a un nivel exploratorio y se resiste a aprender de memoria o escuchando solamente

• No dura mucho tiempo sentado a menos que esté absorto en un tema de su interés.

• Es muy compasivo y tiene muchos temores como a la muerte y a la pérdida de sus seres queridos

• Si experimenta fracasos a edad muy temprana, pueden llegar a desarrollar bloqueos de aprendizaje permanentes.

 Hay dos maneras de identificar los niños índigo:

 

1. Si el niño índigo ha sido identificado como "niño problema", es importante hacer la prueba de C.l. (coeficiente intelectual)

- aunque los resultados de las pruebas en todos los Niños índigo no necesariamente muestran resultados de niños "dotados", la mayoría de ellos exhiben por lo menos un área de su C.l. con un promedio superior.

- El desempeño escolar básico frecuentemente está dentro del promedio.

 

2. Si un niño es diagnosticado con el síndrome de desórdenes de la atención, existe una alta probabilidad de que se trate de un niño Índigo.

Busca los comportamientos desorganizados que los otros confunden con desórdenes de la atención.

 

Los Niños índigo siempre son considerados como hiperactivos, problemáticos, que no les gusta escuchar, porque los sistemas tradicionales, como las órdenes directas, no funcionan con ellos.

 

Los Índigo procesan sus emociones de forma diferente a los no Índigo, porque tienen una elevada autoestima y fuerte integridad. Pueden leernos como un libro abierto y rápidamente notar y neutralizar cualquier agenda oculta o intento de manipularlos, sin embargo, lo hacen sutilmente. De hecho, pueden ver nuestras agendas ocultas, incluso aunque uno mismo no las vea.

Tienen una fuerte determinación de trabajar las cosas por sí mismos y solamente desean una guía exterior, si se le es presentada con respeto y en un formato de verdadera elección. Prefieren resolver las situaciones por sí mismos.

Vienen a este mundo con sus intenciones y dones fácilmente identificables desde su nacimiento.

Pueden absorber conocimiento fácilmente, especialmente si les gusta o se sienten atraídos por un tema, lo que los hace adelantarse mucho en sus áreas de interés. Experimentar la vida es lo que les ayuda a aprender mejor, así es que ellos crean las experiencias que los ayuden con el problema actual o con el área en la que necesitan crecer. Responden mejor cuando los tratan con respeto de adultos.

. Si notan que existe un motivo oculto detrás del intento por que hagan algo, se resistirán con fuerza y se sentirán perfectamente justificados en hacerlo así. Desde su punto de vista, si ustedes no cumplen con su parte en la relación, ellos pueden desafiarlos en eso.

    Ellos trabajan con nosotros, los adultos, para ayudarnos a reconocer dónde estamos apegados y utilizando patrones viejos y sutiles para manipularlos. Así que, si constantemente reciben resistencia de un Índigo, revísense primero. Es posible que estén sosteniendo un espejo ante ustedes y les estén pidiendo, de forma inconformista, su ayuda para encontrar nuevas fronteras, sintonizando sus propias aptitudes o talentos, o pasando al siguiente nivel de crecimiento.

Los Índigo tienen habilidades innatas de SANACIÓN que normalmente están activas; sin embargo, es posible que no sepan que las están utilizando.

¡Ellos nacen maestros, ¡todos y cada uno! Tenemos que comprender que ellos esperan que todos hagamos lo que ellos hacen naturalmente, y si no es así siguen presionando hasta que lo hacemos bien, o sea, hasta que nos volvemos maestros de nuestras propias vidas.

 La SEGURIDAD es muy importante, porque todos los niños necesitan sentirse seguros para explorar plenamente su universo. Para los Índigo, la seguridad significa que está bien hacer las cosas de manera diferente. Darles a todos este espacio es la mejor cosa que podemos hacer por los niños y por nosotros mismos.

Estos niños nos traen un regalo de iluminación y recuerdos. Estos pequeños nos hacen mantenernos centrados en el momento presente y nos recuerdan que debemos jugar, reír, y ser libres. Ellos nos miran a los ojos para permitirnos vernos de nuevo como éramos en nuestra niñez. Ellos parecen saber lo que pasa en nuestras vidas y sutilmente nos recuerdan nuestro destino espiritual.

En la medida en que los Niños Índigo estén liberados de las PRESIONES DE PODER de sus padres y, de las DISTRACCIONES SOCIALES, podrán avanzar sin tropiezos y hacer su parte.

Los Niños Índigo nos traen mensajes sutiles que están más allá de nuestra comprensión. Miren bien a estos niños, escuchen su mensaje y síganlos. Así es como ellos nos ayudan a encontrar nuestra verdad, nuestro propósito y nuestra paz. Ellos saben exactamente lo que han venido a lograr en este planeta.

La mayoría de los Niños índigo ven ángeles y otros seres etéricos Algunas veces ellos describen detalladamente lo que ven. Esto no es imaginación. Es explicación. Entre ellos, los Niños índigo hablan abiertamente sobre lo que ven hasta que alguien los desanima. Por suerte, cada día más y más gente está más abierta a escuchar a esos emisarios. Nuestras fantasías sobre los niños están siendo reemplazadas con curiosidad y confianza.

A los Niños índigo les fascina la PRECISIÓN y la forma como la gente interactúa. Se perturban fácilmente cuando las cosas, especialmente la conversación, están fuera de sincronicidad. Ellos disfrutan siendo espontáneos y se entusiasman por motivos no aparentes. Muchas personas tienen dificultad en relacionarse con estos emisarios, porque se acercan a ellos con creencias y normas que los niños no comparten.

Preguntar ¿"qué quieres ser?" Es una violación, una interferencia de ser y estar en el momento presente. Los niños son lo que necesitan ser. Son ellos mismos. Dejémoslos ser para que puedan ser exactamente lo que ellos son.

 
Los problemas que los niños índigo pueden experimentar

 1. Ellos demandan mucha atención y sienten que la vida es demasiado valiosa para dejarla pasar. Quieren que las cosas sucedan y con frecuencia fuerzan una situación a fin de lograr sus expectativas. Los padres caen fácilmente en la trampa de "hacer cosas" por su hijo en lugar de desempeñar el papel de ejemplo y de compartir con el niño. Una vez que esto sucede, usted puede apostar que siempre tendrá al niño a su alrededor como si estuvieran unidos por una cuerda.

 2. Estos emisarios pueden llegar a perturbarse emocionalmente por quienes no entienden el fenómeno Índigo. Ellos no pueden entender cómo otros operan en diferentes áreas menos en el amor. Son extremadamente vivaces y tratan de ayudar a otros niños necesitados aunque su ayuda es muchas veces rechazada. En la juventud tienen dificultad para adaptarse con estos otros niños.

 3. Los Niños Índigo, con frecuencia son diagnosticados como niños con desórdenes de atención o alguna forma de hiperactividad. Ciertamente hay muchos casos en que el diagnóstico es válido basados en causas químicas y genéticas, pero qué decir de aquellos casos que son mal interpretados, sólo porque la ciencia no acepta como terapéuticamente importante focalizar su atención en el espíritu y en el reino etérico de estos niños.

La denominación de “hiperactivo” o “poseedor de desórdenes de la atención” puede llegar a ser más traumática para una persona que el síntoma mismo. Esto puede hacer que la persona niegue sus propias habilidades internas y subestime sus habilidades. Una cuidadosa atención debe darse antes de calificar a alguien en esta categoría y por supuesto no debe iniciarse ningún tratamiento sin que el paciente haya sido investigado exhaustivamente.

 

 ¿Qué puede hacer usted?

 1. Trate a los Índigo con respeto. Honre su existencia en la familia.

 2. Ayúdelos a que sean ellos mismos quienes creen sus propias soluciones disciplinarias. 

3. Déles la oportunidad en todo

 4. Nunca los desprecie ni los haga sentir pequeños

 5. Explíqueles siempre el porqué les da usted instrucciones, no use la frase de: "porque yo lo digo", y si la usa entonces corrija la instrucción, ellos la/lo respetarán si lo hace. Pero si usted les da órdenes sin razones sólidas y en forma dictatorial, los niños lo harán a un lado. Ellos no le obedecerán y lo que es más, le darán una larga lista de razones por las que sus órdenes no son buenas

6. Conviértalos en sus socios en su propia crianza, piense bastante en este punto.

 7. Desde la temprana infancia explíqueles todo lo que usted está haciendo, ellos no le entenderán pero su consciencia y el hecho de que usted los esta honrando se hará sentir. Esto es una ayuda muy eficaz para cuando ellos empiecen a hablar.

 8. Si surgen problemas serios como hiperactividad y desórdenes de la atención, hágalos examinar primero antes de empezar a suministrarles droga.

 9. Proporciónele seguridad cuando usted le brinde apoyo. Evite críticas negativas. Hágales saber que usted siempre apoya sus esfuerzos.

 10. No les diga quiénes son ellos ahora o quiénes van a ser más tarde, ellos lo saben mejor que usted. Déjelos que ellos mismos decidan lo que más les interesa, no los fuerce a que tengan que hacer lo que la familia ha hecho por generaciones, bien sea en una profesión o negocio. Estos niños absolutamente no van a ser unos seguidores de nadie.

  Conversen con ellos. Trabajen con ellos en sus eventos en vez de decirles: "¡La respuesta es no!". Estos niños no aceptarán eso como una respuesta. Si le dicen: "No, no puedes hacer preguntas", ese chico saldrá a la calle y lo descubrirá por sí mismo. Sentirán que ustedes no tienen la respuesta..

 Si los aíslas, pintarán tus paredes. Arrancarán el tapete del piso. Harán cosas destructivas si los aíslas del grupo. Si tienen una fiesta y los acuestan temprano, no podrán

 tener una fiesta tranquila, ellos se asegurarán que todos sepan que están en casa. No pueden aislar al índigo y obtener su cooperación.

 Estos niños exigen que verdaderamente practiquemos la vida familiar, y no que simplemente la idealicemos. Ellos dicen. "Yo soy un miembro de la Familia y quiero tener voto."

 Dar órdenes no es efectivo. En este punto es donde fallan los sistemas escolares, porque el sistema escolar tiene reglas absolutas, que no admiten desvíos. Estos niños tienen las reglas de nuestro mundo ideal, no de nuestro mundo real, y ellos realmente esperan que nosotros seamos padres. Esperan que nos sentemos y compartamos una calidad de tiempo con ellos. Pensamos que cualquier cosa que podamos dar es calidad. Ellos tienen otra opinión. Ellos quieren que estemos presentes, y no esperan hacer las cosas solamente por hacerlas. Ellos desean algún tipo de reconocimiento tangible

Si van a estar con ellos estén con ellos.

 .     Desafortunadamente, muchos psicólogos no están capacitados para manejar a los índigo, porque están preparados en la psicología infantil básica como la definieron Spock, Freud y Jung. Nada de eso funciona con estos niños, Bueno, algo si, pero no tan bien, porque estos niños son diferentes.

. En el pasado, un psicólogo esotérico era mejor porque emplearía su sistema sensorio o su psiquis u otra alternativa que los psicólogos corrientes no podrían utilizar. Pero eso está cambiando rápidamente y hoy en día los psicólogos capacitados utilizan todas las herramientas metafísica existentes.

 

Nuestra labor como padres es proteger a nuestros Niños Índigo de los remanentes de la vieja energía, y ayudarlos para que siempre recuerden su origen Divino y su misión. No podemos permitirnos el lujo de que estos Niños Índigo caigan en la amnesia colectiva con respecto a su propósito, el mundo depende de ellos

Esta es una de las primeras generaciones de padres con Niños Índigo, así que estamos sujetos a cometer errores. Sin embargo, su alma y el alma de su hijo acordaron encarnar juntos en este gran momento de cambio de milenio Y así, a nivel del alma, sabían en lo que se estaban involucrando cuando firmaron el contrato espiritual de ser padres de un Niño Índigo. Perdónense a sí mismos por asumir esta difícil labor, y sepan que Dios nunca nos da misiones para las cuales no estemos preparados para tener éxito.

 

Cosas que recordar cuando criamos niños índigos.

1.       Sea creativo al establecer limites.

- Haga espacio para energía física adicional. Incorpore esto en la mayoría de las situaciones (tales como enseñar, establecer límites y lograr que se hagan las labores hogareñas).

- Permita que las fortalezas del niño establezcan los limites, y no al revés. Podrían sorprenderse de lo que un índigo puede hacer.

. De hecho, muchos Índigo estarán muy complacidos en establecer los limites por sí mismos, con la ayuda del adulto

 

2.       Sin darles a estos niños las responsabilidades del adulto, trátenlos como adultos y compañeros

- Déndle a estos niños explicaciones de adultos, la palabra al tomar decisiones de todo tipo y. sobre todo, ¡muchas opciones!

- No les hablen desde arriba.

- ¡Escúchenlos! Son sabios, y sabrán cosas que ustedes no saben.

- Respétenlos de todas las formas, como lo harían con sus propios padres o con alguien muy cercano, un querido amigo.

 

3.       Si les dicen que los aman, pero los tratan de manera irrespetuosa, no confiarán en ustedes.

- Ellos no les creerán que los aman si no los tratan de manera amorosa. Todas las palabras del mundo caerán en oídos sordos.

- La manera en que manejan su propia vida y "administran" su propia familia es una evidencia directa para el Niño Índigo sobre si los aman o no

 

4.       Interactuar con los Niños Índigo es un trabajo y un privilegio.

- Ellos los descubrirán en todos los engaños. ¡Ni siquiera lo intenten!

- Cuando tengan dudas, no solamente deben preguntarle a los mismos niños, sino también a otros adultos que tengan experiencia con Niños Índigo.

-No olviden darse tiempo para observar a los Niños Índigo interactuando entre ellos, hay mucho que aprender ahí.

 

No olviden: Ellos no solamente saben quiénes son, también saben quiénes son ustedes. El rostro y la mirada de los Niños Índigo no dan lugar a equivocación, son miradas muy viejas, profundas y sabias. Sus ojos son las ventanas de sus sentimientos y de su alma. Parece que no pueden "fingir" como otros lo hacen. Cuándo los lastiman, estarán decepcionados de ustedes, e incluso podrán cuestionarse la "sabiduría" de haberlos elegido. Pero cuando los aman y reconocen lo que son, se abrirán a ustedes como nadie en la vida.

Los Índigo son ABIERTOS y HONESTOS, esto no es una debilidad, sino su mayor fortaleza. Si no son honestos y abiertos con ellos, ellos seguirán siendo los mismos con ustedes: sin embargo, no los respetarán. Esto es algo serio con los Índigo, porque se sostendrán en su integridad con ustedes, igualando su presión con presión, hasta que despierten a la realidad, retrocedan, o renuncien. De las tres respuestas, la de renunciar es la peor. Ellos no respetan a aquellos que no trabajan el proceso, y abandonar significa que no están cumpliendo con su responsabilidad. Retroceder está bien, porque demuestra que aún están trabajando el asunto, y ellos respetan eso. Si reconocen el verdadero valor de este maravilloso don, las cosas resultarán bien porque no esperan la perfección en ustedes, pero sí esperan que sean honestos.

El aburrimiento puede traer arrogancia en los Índigo, así que no dejen que se aburran. Si actúan con arrogancia, significa que necesitan un nuevo desafío y nuevas fronteras. Alimentando sus cerebros y manteniéndolos ocupados es la mejor forma de tenerlos alejados de las travesuras. Sin embargo, si hacen todo esto y aún hacen travesuras ocasionales, es porque están creando una experiencia de vida para sí mismos que, si se observa con más cuidado, podrá revelarles mucho sobre su plan de vida. Fluir simplemente con ello en esos momentos es lo mejor para todos.

 

Los Índigo sobresalen en un medioambiente en el cual los límites de lo que es aceptable y de lo que no es aceptable, están bien establecidos, pero en los cuales se promueve la exploración abierta dentro de esos límites Esto significa que los padres, maestros y auxiliares tienen que ser capaces de establecer y mantener límites claros, y sin embargo, lo suficientemente flexibles de ser ajustados y cambiados cuando sea necesario, basados en el crecimiento emocional/mental ¡y los Índigo crecen rápido!

       Ser firmes pero justos,, es necesario por su bien y el nuestro.

La disciplina amorosa:

 

1. Mantenga al niño informado e involucrado en los asuntos

 

2. Prevenga malentendidos simplemente dando explicaciones.

 

1.       No reaccione ante su niño

 

4. Evite estar dando órdenes

 

5. Mantenga su palabra

 

6. Enfrente cada situación en el mismo momento en que ocurre.

 

7. No los golpee o use lenguaje ofensivo.

 

8. Deje que sus emociones le muestren amor.

 

9. Si tiene que darle una reprimenda trate de que esta situación se convierta en un "tiempo de interrupción". Háblele sobre la situación antes y después de la reprimenda.

 

10. Acérquesele siempre, después de una reprimenda y asegúrele que la situación ya ha pasado y que todo vuelve a ser como antes.

 

La gran sorpresa de actuar conforme a las normas anteriores es que su hijo lo respetará por su sabiduría y prudencia permitiendo a su vez que su energía Índigo florezca entre ustedes.

En lo más profundo de sí mismos, muchos padres temen el abandono y la pérdida del amor de sus hijos. Estos padres tratan de ganarse el favor de sus hijos siendo demasiado indulgentes. Una vez que el niño se da cuenta de que pueden controlar el comportamiento de los adultos, ellos los controlarán sin duda alguna. Si se le permite, el niño índigo puede adoptar el papel de los padres. Esto complica las relaciones e induce al niño a adquirir los defectos de sus padres y a no vivir en su propio presente.

 

La educación y el niño índigo

 ¿Qué podemos decir sobre la educación?, En pocas palabras, esta debe cambiar para acomodarse al niño índigo. Y el giro que dará se deberá mayormente a la increíble frustración de los profesores y maestros quienes claman para que el sistema educativo preste atención y haga los cambios que se necesitan Algunos de los cambios que van a presentarse se deben a que eventualmente las calificaciones de los exámenes son muy bajas porque los niños están reaccionando a dichos exámenes y no porque ellos tengan un bajo nivel de pensamiento y de habilidades. Esto hará que los planificadores de la educación, los directivos y los sicólogos se pregunten si el concepto de la enseñanza y la capacitación está encajando con los exámenes.

 . Debemos enseñar a nuestros niños  no como pensar, sino transmitir Sabiduría. La sabiduría es el conocimiento aplicado. Cuando damos a los niños sólo conocimiento les estamos diciendo lo que deben pensar, lo que supuestamente deben conocer y lo que queremos que ellos crean como verdad.

Cuando transmitimos a los niños sabiduría, no les estarnos diciendo lo que deben saber o lo que es cierto; en lugar de ello, les guiamos a que sean ellos mismos quienes busquen su propia verdad. Por supuesto no podemos ignorar el conocimiento cuando enseñamos sabiduría porque sin conocimiento no hay sabiduría. Cierta cantidad de conocimiento debe pasar de una generación a la siguiente, pero debemos permitir que los niños la descubran por sí mismos.

  

“ El conocimiento con frecuencia se pierde pero la sabiduría nunca se olvida.”

 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas