Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 
 

LOS MAESTROS ESPIRITUALES

El Señor Mahá Chohán entrega las primeras Visitaciones  

 

"En el curso de las próximas semanas estaremos tratando la Ley Cósmica y cómo podéis integrarla en vuestra actividad diaria."

  1. "Nuestro primer punto de discusión es el AMOR ... el Amor más grande que podáis experimentar es el Amor de vuestra propia Presencia I AM (YO SOY), vuestro Verdadero SER..."
  2. "A vosotros vengo en esta hora, en la Llama del Buda.  I AM (YO SOY) el Mahá Chohán y I AM (YO ESTOY) vistiendo el Manto de la ARMONIAde Dios... Es imposible asimilar Amor cuando no se está en Armonía..."
  3. "El tiempo ha llegado para la  PAZ ...  la real responsabilidad para la Paz yace en vosotros. El Príncipe de Paz dijo, '¡Paz, aquiétate!' y calmó las aguas. Ahora vosotros debéis decir '¡Paz, aquiétate!' y calmar vuestro propio cuerpo emocional..."
  4. "Bienvenidos al SOL DEL MEDIODIA y al despertar a la Realidad de vuestra Luz interior..."

Otros temas que trata el Mahá Chohán son Pureza, Felicidad, Fe, Esperanza, Caridad, Paciencia, Confianza, Determinación, Fortaleza,  Valentía y Fuego.

     

Bienvenidos al Sol del mediodía y al despertar
a la Realidad de vuestra propia Luz interior

Yo, el Mahá Chohán vengo a daros una consciencia expandida de las circunstancias de los hijos de la Tierra con relación a su aceptación de Nuestra Luz y Nuestra Asistencia.  Todos suplican por nuestra ayuda, pero tan pocos realmente aprovechan lo mucho que ofrecemos.

I AM (YO ESTOY) hablando de la Oportunidad para obtener mayor compenetración de vuestras vidas a través de la Sabiduría y el Amor de los Maestros Ascendidos y a través de nuestra consciencia expandida.  Puesto que, amados, muchos nos dan su espalda en el momento justo cuando nuestra asistencia debería ser más valuable, y consecuentemente pierden la oportunidad de recibir de nuestra Presencia las mismas llaves por las cuales han trabajado y luchado por alcanzar durante muchas encarnaciones.

Desde nuestra prominente posición, observamos la repetición de ciclos en los cuales los aspirantes, ya cerca del despertar a la aurora de nuestra realidad, experimentan [una propia] resistencia de naturaleza impersonal, lo cual les impide el discernimiento del curso de acción correcto, o bien la percepción de la vibración de Dios como les es otorgada por su propia Presencia Divina y por los ángeles que les asisten.

¿Por qué estos ciclos de vanas repeticiones continúan ocurriendo?  Es debido a que la falta de Iluminación en su conciencia externa no les permite la facultad de ver más allá de los atavismos de viejos hábitos, de añejas tradiciones, de doctrinas y dogmas ancestrales.  Tal ceguera espiritual impide a estos preciosos individuos el entendimiento del correcto rumbo de acción, y les impide la expansión de sus consciencias hacia un completo y nuevo nivel de vibración y aceptación de nuestra Sabiduría.

Vibración es una palabra que escucháis tan a menudo en conexión con las Enseñanzas de los Maestros Ascendidos porque toda Vida es vibración.  Toda vida emite un tono rítmico que resuena por los espacios físicos circundantes.  Ese tono lleva consigo el designio y la consciencia del que la emite.  El tono también tiene la habilidad para elevar o descender el rango de percepción de la consciencia que lo produce.

Cuando se asciende por la vía de un tono acelerado hacia un nuevo nivel y plano de Consciencia Divina, toda clase de nuevas dádivas espirituales se vuelven disponibles.  Allí se puede participar de estas dádivas y usarlas para expandir la Llama del propio Corazón.  Se pueden permitir a las Llamas del Corazón rodear todo pensamiento, sentimiento y acción que sean parte de la vida propia.

 

Tales vibraciones aceleradas, envolviendo los mundos de pensamiento y sentimiento, empezarán a exponer los sonidos resonantes del tono del Corazón.  Quien verdaderamente emite la clave tonal de su Llama del Corazón a través de todas sus buenas acciones, todos sus pensamientos, todos sus sentimientos, entonces ese individuo empieza a exteriorizar en su entorno toda la belleza y la alegría, las cuales son la verdadera naturaleza de su propia Presencia Divina interior.

Lamentablemente, la mayoría de los estudiantes no perseveran para forjarse ese punto de perfección en el tono.  Por lo común, se cansan de esforzarse, o aún peor, erróneamente piensan que han llegado a la más alta vibración y ahí se estancan.  Al hacer esto, el consecuente debilitamiento de sus vibraciones inicia una espiral tanto más difícil de detectar o detener como mayor el tiempo que se le consienta.  La humanidad en su mayoría tropieza a través de la vida, experimentando el dolor o el placer consecuente a su conducta ciega. Y a ciegas igualmente reacciona ante los resultados.

En completo contraste, el verdadero estudiante de los Maestros Ascendidos debe saber marchar solamente en una intensa búsqueda de la más alta Vibración de Dios.  El verdadero estudiante debe reconocer que su Protección yace en la búsqueda con mente resuelta de la acción vibratoria de nuestra Luz, manteniendo firme la visión y meta de su propia Ascensión a cualquier costo.  El auténtico estudiante no permitirá que distracción alguna, sea lo que sea, interfiera con su búsqueda de cualquier cosa digna de realización, mantenida en el ojo de su mente y ratificada por la vibración del Corazón.

A medida que vosotros avanzáis para expandir la Llama Triple y forjar vuestro camino al Corazón de vuestra propia Presencia Divina, descubriréis que el resplandor enviado por el Corazón, envolverá y fortalecerá todas las condiciones del mundo exterior de vuestra vida.  Estas son las circunstancias de la Vida destinadas a proveeros oportunidad para desenvolver Maestría y para asistiros en vuestro vuelo al Corazón de vuestra propia Presencia Divina.

Este, amados, es el sendero.  Cada generación afronta su propia serie de nuevas circunstancias con las cuales valuar la vibración de la vida.  Ningún estudiante está separado o apartado de sus hermanos y hermanas en el sendero.  La comunión por parte de cada Llama del Corazón permite el fortalecimiento y la elevación de la consciencia y vibración de todos.  Sin esta amalgama de Corazones, no podríais tener la oportunidad para que la consciencia de todos sea elevada, o para que un mayor entendimiento y entrega de nuestra Enseñanza sea proporcionada para todos.  Esta elevación colectiva de consciencia es la forma de nutrir una Edad de Oro.

Empero, hay ciertos períodos que requieren que cada individuo participe por sí mismo de las dádivas y gracias de la Luz de Dios.  Ninguno está exento. Todo deben hacer su propio esfuerzo. En esto, la Individualización de vuestra propia Presencia Divina abastecerá a cada uno de vosotros para moverse, expandirse y acelerarse dentro de la Luz a vuestro propio paso. Nunca perdáis de vista el hecho de que vuestra Presencia, aunque esté verdaderamente viva como una Individualización del Dios Uno, nunca está separada de la totalidad de la Deidad.

Cuando la humanidad se determine y elija asirse de la Unidad Omniabarcante de la Luz de Dios presente en todos, y cuando cada uno permita aflorar al Cristo Interior, entonces la Edad de Oro vendrá a lo visible.  Entre más cada uno nutra la Unidad del Corazón en todos los aspectos de la Vida, más clareará el Amanecer de la Edad de Oro.

Todo esto depende de una elevación sostenida de la sintonía y vibración de los estudiantes.  Cualquier discordia en cualquier nivel de consciencia —sea emocional, mental o física— descenderá su vibración completa.  A la inversa, cuando el Corazón está puro y la visión sostenida en alto en la Luz de Dios, el estudiante emite el tono que acelera y asciende, llevando todo consigo hacia las alturas de la Llama de la Ascensión.

Vosotros lleváis la responsabilidad de proteger y guardar bien esta Oportunidad, ya que no estáis sólo protegiendo vuestra propia aceleración en la Luz, sino la de toda la humanidad en la Tierra.

Yo he elegido hablar a vosotros sobre estos temas en este momento debido a la importancia del próximo "Cónclave de la Libertad", y de los Maestros Ascendidos que planean dirigirse a los estudiantes.  Cada uno de vosotros debe entender su propio rol y oportunidad para asistir a la Hermandad [Blanca].  Oh, amados, los ciclos se van acortando para los elegidos y los elegidos son aquellos quienes actúan en conformidad con el Plan de su Presencia Divina.  Es nuestro deseo, que todos vosotros seáis una parte de esta Hermandad de elegidos.

Quedad sellados en la Llama Confortante de mi Corazón.  Permitid que la Paz, la Armonía, la Fortaleza del Conocimiento, y la Determinación de vuestras convicciones en la Maestría Divina os traigan a este Altar de los Maestros Ascendidos este mes de julio [del año 2001]  para el "Cónclave de la Libertad".

¡Dios os conduzca a vuestra Victoria!
EL MAHÁ CHOHÁN
El Espíritu Santo

 

 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas