Llama Violeta

Llama Violeta


 
   
 
 
 
 
 
 
 

EL INCREÍBLE PODER DE LAS EMOCIONES

Atrévete a  dejarte guiar por los  sentimientos

PREFACIO

Esther y Jerry Hicks

 

Prefacio

Por Jerry Hicks

«¡Éste  es  un  gran  libro!  ¡Es  un  gran  libro  para  todo  aquel  que  quiera  mejorar  su vida!»  Esto  es  lo  que  ha  exclamado  Esther  hace  un  momento  cuando  estaba  dando  los últimos  retoques  a  El  poder  de  las  emociones.  Esther  y  yo  hemos  estado  escribiendo  y publicando  libros  en  equipo  durante  veinte  años,  y  ésta  es  la  primera  vez  que  me  ha dicho: «¡Es un gran libro!», en vez de preguntarme: «¡Qué te parece este libro?»

 

Opino que es el libro más innovador  y con  más fuerza de  los que hemos  publicado hasta             ahora.    Quizás   a    algunos   lectores    les   parezca    demasiado   complicado   o excesivamente de Primera Línea. Pero, por otra parte, también habrá quien piense que la información que contiene es demasiado simple, o incluso inapropiada.

Mi  intención  al  escribir  este  prefacio  es  guiar  al  lector  para  que  supere  cualquier pensamiento de «Es demasiado complicado» o «Es demasiado simple», y que adopte la actitud   de   «Esto   es   práctico,   es   información   de   Primera   Línea   que   puedo   utilizar inmediatamente para crear más de lo que deseo, para ser más útil a los demás»

 

¿Y si alguien te dijera que tu propósito en esta vida es permitirte más felicidad? ¿Y si alguien te dijera que la verdadera medida de tu éxito en la vida es tu felicidad?

¿Y si te dijeran que la  esencia  de  tu vida es  la libertad,  y que  no sólo naciste libre, sino que, puesto que puedes elegir tus propios pensamientos, siempre eres libre?

¿Y si te explicaran que cada vez que tienes un pensamiento que te ayuda a sentirte mejor  estás  haciendo  realidad  tu  propósito  en  ese  momento?  Estás  aq  haciendo  tus aportaciones para mejorar y favorecer la evolución y el Bienestar de Todo-lo-Que-Es.

¿Y  si  te  dijeran  que  tus  aparentemente  sólidas  creencias  no  son  más  que  un conglomerado  de  pensamientos  individuales  que  tuviste  una  vez  y  que  has  pensado repetitivamente? ¿Y si te dijeran que cuando naciste (e incluso antes) tus pensamientos,

y,  por  consiguiente,  la  formación  de  tus  creencias,  estuvieron  muy  influidos  por  los  que vinieron antes que tú?

¿Y si  te  dijeran  que  las  experiencias  de  tu  vida  son  en  realidad  el  resultado  de  tus principales  pensamientos,  y  que  la  esencia  de  los  pensamientos  en  los  que  centras  tu atención  durante  mucho  tiempo  acaba  haciéndose  realidad?  En  otras  palabras:  «Me  ha sucedido  lo  que  más  temía»,  «Conforme  a  vuestra  fe  os  sea  hecho»,  «Piensa  y  hazte rico», «Dios los cría y ellos se juntan», «Lo que siembres será lo que coseches».

Ahora  piensa  esto:  si  más  o  menos  ya  conocías  estos  conceptos,  ¿no  te  gustaría probar  personalmente  su  validez?  ¿No  habría  puntos  que  te  gustaría  aclarar?  ¿No  te sentirías incitado a realizar alguna acción práctica?

Algunas   personas   sentirán   que   internamente   ya   conocían   las   enseñanzas   que encierra  este  libro.  Si  éste  es  tu  caso,  puede  que  estés  dispuesto  a  empezar  a  usarlo enseguida para refrescar tu mente no lo respecto a quien-eres-realmente, sino también respecto al valor y al propósito de tu experiencia de la vida en este momento del tiempo y

en este lugar.

Lo  que  llamas  conciencia  es  la  creencia  (propiciada  por  los  que  vinieron  antes  que

tú) que te han imbuido de lo que está bien o lo que está mal que seas, hagas o tengas. Debido a que este sistema de creencias te ha sido impuesto desde fuera, también puede ser modificado por quienquiera que influya en tus pensamientos en el presente.

En otras palabras, nuestras conciencias flexibles y diversas han sido moldeadas por temores, alabanzas, reprobaciones y recompensas prometidas o amenazas de castigo (ya sea ahora o posteriormente) por las generaciones que nos han precedido. Por eso, para intentar  calmar  las  conciencias  de  quienes  con  sus  temores  pretenden  controlar  a  los demás,  cada  nueva  generación  recibe  la  instrucción  de  que  «te  guíe  tu  conciencia»

(incluso mediante el famoso personaje de animación Pepito Grillo). 

Puesto  que  millones  de  culturas  y  sociedades  anteriores  a  la  nuestra,  religiones, gobernantes,  líderes  y  maestros  (y  también  los  padres)  han  intentado  transmitirnos  su sistema  de  creencias  a  cada  nueva  generación,  nos  encontramos  en  un  mundo  donde existe una amplia gama de opiniones conflictivas así como guerras violentas— respecto

a q conciencia nos ha de guiar. Es decir, q pensamientos, creencias o conciencia te han de guiar para saber lo que está bien y lo que está mal.

Quizá  sería  conveniente  que  te  preguntaras:  «  ¿Qué  pensamientos,  creencias  o conciencia arraigada deben guiarme para saber lo que es bueno para mí?» El subtítulo de este libro (Atrévete a dejarte guiar por los sentimientos) es una respuesta a esta pregunta específica. Si  mi  propósito  es  descubrir  formas  de  mejorar mi  estado  de ánimo,  y si  mis pensamientos  equivalen  a  mis  creencias,  a  mis  sentimientos  y  por  consiguiente  a  mi experiencia,  y  si  mediante  la  Ley  de  la Atracción  (atraer  la  esencia  de  lo  que  se  desea) puedo cambiar mi experiencia con mis pensamientos, ¿cómo puedo estar seguro de q pensamientos/creencias acabarán atrayendo lo que realmente deseo?

Este  libro  es  único  en  muchos  aspectos,  pero  principalmente  lo  es  porque  ha  sido escrito para responder a esa pregunta. Y la respuesta simplificada es: Me dejaré guiar por mis sentimientos.

Lo hemos escrito para responder a vuestra necesidad de saber más. No para salvar

o  arreglar  un  mundo  que  ni  quiere  ni  necesita  que  lo  salven o lo arreglen  (pues  no  está destrozado).  Estas  enseñanzas  de  Abraham  simplemente  habían  de  tu  propósito  de seguir  con  la  creación  gozosa,  de  realizar  la  vida  que  has  intentado  crear,  a  la  vez  que permites que los demás hagan lo mismo.

Por muy maravillosa que sea tu vida, seguro que quieres más. Por muy bien que te sientas,  quieres  estar  mejor.  Éste  es  el  mantra  del  Universo  en  expansión-permanente:

¡Más!  ¡Más!  ¡Más!  Más  expansión.  Más  expresión.  Más  exposición.  Más  deseo.  ¡Más vida!

Nuestro planeta Tierra está poblado por miles de millones de personas, todas con el deseo  de vivir  y sentirse  mejor  que  ahora. Todos  los  seres  humanos,  en  todo  momento, tenemos  la  opción  de  permitirnos  recibir  nuestro  Bienestar  innato,  o  de  resistirnos  a  él. Asimismo, los miles de millones de personas que también lo desean tienen esa opción. Y como  no  hay  nada  que  deseemos  que  nuestro  Universo  ilimitado  y  generoso  no  pueda darnos, no podemos recibir lo que no permitimos.

Este  libro  es  otro  volumen  exhaustivo  de  las  enseñanzas  de Abraham  por  derecho propio. Sin embargo, incluye las respuestas a miles de preguntas acumuladas desde que empezamos a comunicarnos con Abraham en 1985.

Pues  bien,  ¿quién  es  Abraham?  Yo  los  describiría  como  un  fenómeno  No-Físico inefable.  Para    son  un  «grupo»  de  maestros  de  sabiduría  extraordinaria  e  incondicio- nalmente  amorosos  que  transmiten  las  utilidades  prácticas  de  las  Leyes  naturales  del Universo. .. Para son la forma más pura de amor que he conocido jamás.

Abraham,  de  alguna  forma,  proyecta  bloques  de  pensamientos  (no  palabras)  que Esther,  mi  esposa,  recibe  (de  un  modo  similar  a  una  radio)  como  respuesta  a  nuestras preguntas.  (Nunca  nos  han  impuesto  nada,  sólo  se  comunican  cuando  les  preguntamos algo.)

Al  igual  que  un  intérprete  puede  traducir  una  conversación  de  una  lengua  a  otra

(pensamiento   por    pensamiento,    pero    no    palabra    por    palabra),    Esther    traduce instantáneamente  los  pensamientos  no  verbales  proyectados  por  Abraham  al  inglés, nuestra  lengua  nativa.  Y  aunque  todavía  no  acabo  de  entender  cómo  lo  hace,  durante más  de  veinte  años he  disfrutado  cada  minuto  de  esta  experiencia..., no  sólo  porque  ha sido  personalmente  satisfactoria,  sino  porque  también  he  gozado  con  el  hecho  de  ser testigo  del  valor  que Abraham  tiene  para  miles  de  personas  que  han  planteado  las  pre- guntas que ellos han respondido.   Desde que empezamos a contactar con Abraham, sus enseñanzas se han basado en la Ley de la Atracción. (Si quieres obtener más informació gratuitamente sobre la Ley de la Atracción  o las Enseñanzas de Abraham, visita nuestra web interactiva en www.abraham-hicks.com.)

En  1985,  cuando  empezó  este  fenómeno,  le  pregunté  a Abraham  si  había  algunas

Leyes  del  Universo  que  nos  sirvieran  para  regir  nuestras  vidas  de  un  modo  natural

(opuestas a las leyes antinaturales que han inventado los seres humanos para controlarse

o limitarse mutuamente). La primera Ley que nos dio Abraham fue la Ley de la Atracción

(todo  objeto  atrae  la  esencia  de  lo  que  se  le  asemeja).  No  recuerdo  haber  oído  ese término antes de conocer a Abraham (aunque ahora que estoy escribiendo esto, creo que hay pocas personas anglo parlantes que no hayan oído hablar de él recientemente). Pero

la  claridad  con  la  que Abraham  nos  habló  de  esta  Ley  en  aquel  entonces,  para    era totalmente nueva y excitante. Por esa razón, en 1985 empecé a crear una serie de veinte casetes  que  se  llamaban  Temas  Especiales,  en  las  que  yo  les  hacía  preguntas  sobre mo mejorar distintos aspectos de nuestra vida.

Nuestra primera grabación se llamaba La Ley de ¡a Atracción, y ya hace veinte años que  se  grabó,  al  principio  en  un  formato  introductorio  gratuito,  y  luego  también  se  podía descargar gratuitamente de nuestra página web. (Hace poco transcribimos 5 de las prime- ras 20 grabaciones y las convertimos en el primero (Hay House, 2006] de los cuatro libros

de la colección sobre la Ley de la Atracción: La Ley de la Atracción: El secreto que hará realidad todos tus deseos [Urano, Barcelona, 2007]; Relationships, and the Law ofthe At- traction [Las relaciones y la Ley de la Atracción],1  Money, and the Law ofthe Attraction [El dinero   y   la   Ley   de   la   Atracción],   y   Spirituality,   and   the   Law   ofthe   Attraction   [La espiritualidad y la Ley de la Atracción].)

En los veinte años siguientes ha habido muchos autores, guionistas y directores de cine (que con frecuencia estaban suscritos a nuestro Weekly Subscription Program) que,

al ver la fuerza, la exclusividad y el valor de la visión de la vida que ofrece Abraham y las Leyes   naturales   del  Universo  —especialmente  el  rmino   la   Ley  de  la  Atraccn—, empezaron  a  utilizar  este  material  en  sus  múltiples  proyectos.  Cambiaron  ligeramente algunas  palabras  y  publicaron  esta  información  con  sus  nombres  (en algunas  ocasiones citando la fuente de esta información); actualmente, el rmino la Ley de la Atracción está

en boca de millones de personas de todo el mundo. Y, sin embargo, puesto que en todos los  casos  cambiaron  las  palabras  de Abraham  (probablemente  para  evitar infringir  la  ley

de  propiedad  intelectual),  aunque  millones  de  personas  conozcan  alguna  versión  de  la

Ley de la Atracción, la mayoría todavía no tienen una información lo suficientemente clara

de  esas  obras  abreviadas  para  comprender  de  verdad  este  innovador concepto  y  poder utili/.arlo  de forma  deliberada.  No  obstante,  también hay muchos  autores que reconocen que se han inspirado en las Enseñanzas de Abraham, y Esther y yo valoramos mucho a esas personas creativas que remiten a los demás a la fuente donde ellas aprendieron la profundidad  y  el  poder  de  estos  principios,  tal  como  Abraham  nos  los  ha  presentado  a través de Esther.

Puede que esto os interese: en 1965, descubrí el clásico de Napoleón Hill Think and Grow Rich (Piense y hágase rico); lo utilicé deliberadamente, ¡y me fue de maravilla! Sus principios me funcionaron tan bien que, utilizando dicha obra como libro de texto, empecé

a  enseñar  a  otros  lo  que  había  aprendido,  conjuntando  esta  enseñanza  con  mi  propio trabajo.

La  frase  que  describía  mi  misión  en  aquellos  tiempos  era  la  misma  que  hoy:  Mi intención es que las vidas de todas las personas con las que me relaciono o bien mejoren

a raíz de nuestra interacción, o bien se queden como están, pero que nadie retroceda a consecuencia de su relación conmigo.

Al cabo de unos pocos años de enseñar los principios del éxito de Hill, me di cuenta

de que un buen número de personas que estudiaban conmigo habían logrado la magnitud del   éxito   que   yo   les   había   prometido   a   todos.   Y   aunque   había   muchas   que    

experimentaban una notable mejoría, también había las que parecía que, por más cursos que hicieran, no llegaban a ninguna parte.

En  las  primeras  nueve  páginas  del  libro  de  HUÍ,  éste  insta  a  sus  lectores  a  que busquen el secreto. (Menciona 24 veces el «secreto oculto».) Probablemente leí ese libro

un  millar  de  veces  entre  1965  y  1982,  pero  nunca  estuve  seguro  de  saber  lo  que realmente  era  ese  «secreto».  Sentía  que  faltaba  algo.  Tenía  la  sensación  de  que  había otro factor en la ecuación éxito-finanzas... y empecé a buscar el vínculo que faltaba.

En mi búsqueda continuada, aunque leí muchos libros con diversos planteamientos, Piense  y  hágase  rico  era  lo  más  cercano  a  lo  que  yo  había  estado  pidiendo  y  había podido encontrar, pero Hill sabía mucho más de lo que había incluido en su libro (porque

no  habría  sido  aceptado en  el  mercado  editorial  de su  tiempo). Y gran  parte  del  secreto que él había transmitido fue censurado.

Hace unos tres años descubrí una versión no abreviada de Piense y hágase rico. Lo había  publicado  la  Wilshire  Book  Company  de  Melvin  Powers,  y  a  medida  que  lo  iba comparando,  palabra  por  palabra,  con  la  versión  que  yo  había  utilizado  durante  más  de cuarenta  años,  pude  darme  cuenta  de  que  el  «secreto»  había  sido  cuidadosamente eliminado.

Entonces entendí por qué no había podido desvelar el secreto de Hill. ¡No estaba en

el  libro!  No  me  voy  a  extender  mucho  en  este  tema,  salvo  para  deciros  que  entre  las muchas  omisiones  importantes,  la  palabra  «vibración»  había  sido  tachada  37  veces.

(Recordad  este dato;  haré  referencia  a él más  adelante.)  El  resultado  fue  que  Napoleón Hill no trató de publicar muchos de los «secretos del éxito» que había descubierto, y gran parte de la «verdad» que intentó transmitir en su primer libro fue censurada.

Y   ahora   avancemos   setenta   años,   cuando   Esther   y   yo   nos   hemos   vuelto sorprendentemente famosos por nuestra experiencia de publicar una «verdad».

Una  productora  de  televisión  nos  pidió  permiso  para  hacer  un  reportaje  sobre nuestro trabajo. Un equipo de producción subió a bordo de uno de nuestros cruceros de la Aventura del Bienestar y ro al la mayor parte de su reportaje. Sin embargo, debido a una serie de acontecimientos fortuitos, el reportaje acabó adoptando un formato de DVD antes  de  ser  emitido  por  la  cadena  de  televisión  australiana,  y  el  resultado  fue  que  ese proyecto se convirtió en un tremendo éxito. Y aunque lo titularon El Secreto y su intención era revelar al mundo el «secreto del éxito» que anteriormente había sido ocultado, poco sabían   los   entusiastas   videntes   de   que   el   verdadero   «secreto»   que   habían   estado buscando había vuelto a ser suprimido. ., En otras palabras, antes de que se autorizara su proyección,  nos  informaron  de  que  Los  Poderes  Existentes  habían  exigido,  entre  otras cosas, que se suprimiera la palabra clave que utiliza Abraham: «vibración».

¡Esther  y  yo  nos  quedamos  atónitos!  En  la  actualidad,  ¡setenta  años  después,  se volvía  a  proteger  al  público  de  la  palabra  «vibración»!  De  modo  que  resultó  que  el verdadero secreto que se escondía tras El Secreto seguía siendo secreto.

Cuando formas parte de un acontecimiento semejante te preguntas cuánta «verda

consigue superar la censura. No obstante, he llegado a la conclusión de que la razón por

la   que   estos   innovadores   conceptos   filosóficos   son   eliminados   de   los   medios   de comunicación  no es para intentar  ocultar la «verdad» a! gran público, sino para hacer el producto  más  vendible.  Por  otra  parte,  personas  bienintencionadas,  que  desean  hacer que  las  ideas  innovadoras  sean  más  aceptables,  suelen  diluirlas  o  expresarlas  de  otro modo para debilitar o amortiguar el impacto de su pureza. Abraham nos ha dicho que en

la  Primera  Línea  del  pensamiento  nunca  hay  demasiada  gente.  De  todos  modos,  nos hemos dado cuenta de que, en esta nueva era de Internet, entre las masas siempre hay pensadores de Primera Línea.

Esta pasada semana de marzo de 2007 Esther y yo recibimos la maravillosa noticia

de  nuestro  editor  de  que  nuestro  libro  La  Ley  de  la  Atracción  (una  transcripción  de nuestras  grabaciones  de  1985)  había  ascendido  en  la  lista  de  superventas  y  se  había

 

 colocado  en  segundo  lugar.  También,  de  entre  los  millones  de  libros  de  las  listas  de

 

 Amazon.com, nuestro primer libro en Hay House, Así; and It I¡ Gí-ven (Pide y se te dará, Urano,

 

 Barcelona, 2005), seguía estando entre los cien libros más vendidos después de tres  años.  La

 

  semana  pasada  nos  dijeron  que  nuestro  libro  en  CD  de  La  Ley  de  la Atracción  ocupa  el

 

  tercer  lugar  en  la  lista  de  ¡Tunes,  y  que  a  partir  de  este  mes  las Enseñanzas  de  Abraham

 

  aparecerán  en  Wal-Mart,  Sam's  Club,  Target  y  Costco  es decir, que ahora se pueden

 

 encontrar en más de 10.000 puntos de venta al por menor y

en librerías—, y la lista sigue. (Este mes, hasta tuvimos el placer y el honor de participar

en tres programas de radio con la brillante y encantadora— presentadora de televisión

Oprah Winfrey.)

¿Por  q  estoy  contando  todo  esto  aquí?  Bueno,  ahora  que  esta  información  está tan  accesible  a  todo  tipo  de  público,  estamos  empezando  a  oír  una  amplia  variedad  de respuestas —a través de varias críticas de libros—, y también hemos comenzado a leer críticas  Online.  Es  maravilloso  leer  el  bien  que  están  haciendo  estos  libros  a  todos aquellos  que  han  tenido  la  oportunidad  de  aprender  de  ellos.  Pero,  ¡ay!,  también  hay  la picadura de una abeja en un ramo de aromáticas flores. Por ejemplo, también hay críticos que  denuncian  el  mensaje  porque  creen  que  Esther  se  está  aprovechando  y  «falsifica» sus  medios  de  recepción  de  estas  enseñanzas;  en  otras  palabras,  «ella  dice  que  está canalizando»,  así  los  lectores  comprarán  los  libros.  Por  otra  parte,  están  las  críticas opuestas  que denuncian  esta información: ellos creen  que Esther recibe  directamente estas enseñanzas de Abraham, pero los programadores de sms conciencias les han dicho que   no   es   una   forma   correcta   de   escribir   un   libro...   ¿Qué   hay   que   hacer   para complacerlos

 

a todos?

Hace mucho aprendimos que no se puede contentar a todo el mundo, así que ya en

1985  decidimos  publicar  nosotros  mismos  nuestro  material  para  poder  difundir  con  toda

su pureza (sin censura) la información práctica que estábamos recibiendo, para aquellas personas que planteaban las preguntas que Abraham contestaba.

Cuando  Louise  Hay  nos  pidió  que Abraham  escribiera  un  libro  más  extenso  y  que permitiera   que   Hay   House   lo   publicara   (Pide   y   se   te   dará),   le   dijo   a   su   equipo:

«Informaremos  a  todo  nuestro  personal  de  que  las  palabras  de  Abraham  no  se  van  a cambiar  durante  el  proceso  editorial.  Vamos  a  permitir  que  las  enseñanzas  de Abraham lleguen a todo el mundo con toda su pureza».

Esther  y  yo  estamos  muy  satisfechos  de  que  Louise  y  su  equipo  estén  cumpliendo con  el  propósito  de  que  este  material  llegue,  en  su  forma  más  pura,  a  todas  aquellas personas  que  lo  están  esperando.  Y  aunque  estamos  más  que  complacidos  de  poder ofrecer  la  publicación  de  otro  gran  libro  que  continuará  difundiendo  las  Enseñanzas  de Abraham,  nuestra  mayor  dicha  la  encontramos  en  la  traducción  —la  creación—  de  la información.

Nada  nos  complace  más  a  Esther  y  a    que  proporcionar  un  foro  donde  puedan reunirse  personas  de  distintas  procedencias  e  ideas,  con  sus  visiones  únicas,  para plantear a Abraham sus significativas preguntas. Sin duda Esther y yo hemos nacido para sentir  la  evolución  y  expansión  de  este  mensaje,  nos  hemos  pulido  y  tamizado  por vuestras  interminables  preguntas.  Y  la  razón  por  la  que  lo  sabemos  es  porque  nos sentimos muy, pero que muy bien haciéndolo,

Con todo mi corazón, JERRY Hicks

 

(Nota  del  editor  de  la  edición  original:  no  siempre  hay  palabras  en  inglés  para expresar con exactitud los pensamientos No-Físicos que recibe Esther, de modo que unas veces utiliza combinaciones de palabras, mientras que otras usa palabras estándares de formas nuevas por ejemplo, poniendo mayúsculas cuando normalmente deberían ir en minúsculas— a fin de expresar nuevas maneras de ver la vida.)

 

 El Místico en tus favoritos  El Místico como tu página de Inicio  
 
 
 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas