Llama Violeta

Llama Violeta


 
 
 
 
 

¿Qué páginas ven otros?

 

Diálogos con el Absoluto
Del Big Bang al Big Crunch

SESIÓN DEL 13/5/04

 Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Horacio Velmont.

Entidad que se presentó a dialogar:

 Eón, el Absoluto. 

 

Interlocutor: ¿Eón?

Eón: ¿Cómo están ustedes? Soy Eón… 

Interlocutor: Como se dice vulgarmente, aquí estamos…

Eón: La capacidad de curiosidad del ser humano terrestre es innata. El problema es que el 99 % de la curiosidad es por ego, para satisfacer sus propias necesidades. No es una curiosidad altruista.

Es muy difícil, sin cortar ese libre albedrío que se ha dado, el poder enseñarle a la humanidad…

Toda curiosidad es útil exclusivamente para evolución, porque a medida que los seres van aprendiendo −aprehendiendo− pueden ir evolucionando.

Pero aún son tan niños, como raza, que se encierran en sí mismos y no intentan crecer…

Interlocutor: Yo reconozco que tengo una tremenda curiosidad y cuando se me pone delante un misterio no puedo detenerme hasta resolverlo. Pero lo que ocurre es que una vez satisfecha la curiosidad hay como una necesidad de buscar urgentemente otro misterio para descubrir… Se transforma en algo insaciable…

Eón: La mayoría de los seres encarnados, por lo menos en este planeta con el cual estoy contactado en este momento, le llaman misterio a todo aquello que vibra más allá de su alcance perceptivo, como por ejemplo los planos espirituales. Pero tienen que tener en cuenta que también es misterio aquello que yo les he dado y que es la vida misma.

Cuando hablo de “vida” me estoy refiriendo a la vida del plano físico. Cualquiera que tuviera un concepto real de lo que es el animus, no dejaría de maravillarse durante toda su existencia terrenal, porque si bien es cierto que lo verdaderamente importante es la vida espiritual, que es más que milenaria, la vida terrenal, dentro de lo corta que es para vuestro concepto, es extremadamente mágica…

Es algo similar a que un niño entrara en una juguetería e hiciera andar a los juguetes tocándolos con lo que ustedes llaman “varita mágica”.

Muy poca importancia se le da a la vida real. Se toma como que ya está. Para dar un ejemplo muy básico −y ahora lo estoy extrayendo del decodificador de este receptáculo− cuando tú eras pequeño en este planeta no existía lo que llamáis televisor…

Interlocutor: Existía solamente la radio…

Eón: Exacto, pero hace un siglo tampoco existía siquiera la radio, y se criaban a la luz de la vela, y estaba bien. Luego se criaron con la radio y también estaba bien. Y hoy un niño se cría con un televisor a color y está bien, porque aprendieron a aceptar lo maravilloso, lo toman como algo natural.

Si a una persona de hace tres siglos le hubieran dicho que naves podrían viajar a la Luna, se hubiera maravillado, pero hoy no… Entonces, lo que sostengo es que nunca hay que perder el don de maravillarse, nunca…

Tú me preguntarás, por que te leo el pensamiento inconsciente, ¿y tú que lo sabes todo me dices eso?

Si tú tuvieras aunque sea la mínima idea de los millones y millones de mundos a la enésima potencia −si sabes algo de matemática lo entenderás− que hay en el universo con distintas ramificaciones de vidas y conceptos, no podrías maravillarte porque no lo podrías asumir o digerir… ¡Son tantas las diferencias de vidas y conceptos!

Sería imposible en este momento que el decodificador de este receptáculo traduzca… Lo voy a intentar… Voy a probarlo a full, como dicen ustedes… Estoy enviándole conceptos tan elevados que solamente los seres del centro de la Galaxia, que son seres que absorben cerebros de otros pueden canalizar, pero nunca un terrestre… (larga pausa).

Hay vida en otros mundos donde no se manejan con lenguaje sino con colores de la piel, y así directamente un color de la piel representa un estado anímico, representa un acercamiento sexual de apareamiento, representa tristeza…

Exudando determinados olores ellos pueden alejar a una persona que no se quiere o acercar a una persona que desea.

Incluso el color de la piel personifica el estrato social en que está cada uno de los habitantes.

Interlocutor: Es realmente increíble…

Eón: Estoy hablando de cosas que aquí, en el planeta Tierra, nadie siquiera podría imaginar…

Interlocutor: Mi espíritu o el de este receptáculo por ejemplo, ¿podríamos encarnar en ese tipo de organismos si quisiéramos?

Eón: Perfectamente… Los espíritus se adaptan a cualquier tipo de organismos mientras el decodificador esté preparado para recibir los conceptos espirituales. Simplemente sucede que esos decodificadores son más amplios que los terrestres y entonces captan los conceptos de otra manera…

Interlocutor: En esos mundos donde se comunican los estados de ánimo, etc., a través de los matices de la piel ¿también usan el habla o la telepatía?

Eón: No, se comunican mediante gestos, mediante colores…

Interlocutor: ¿Se podrían decir que son mudos respecto de la palabra?

Eón: No conocen el concepto de sonido y tampoco les interesa.

Interlocutor: Realmente curioso… Antes de continuar con los preguntas que tengo agendadas quisiera hacerle una pregunta personal que me tiene un poco preocupado… Es una pregunta que podría hacerle a mi Guía personal Ron Hubbard en la próxima sesión, pero me urge…

Eón: Está bien… Obviamente ya sé lo que vas a preguntar, pero hazla para que quede grabada…

Interlocutor: Como usted ya sabe, yo soy un escritor científico muy conocido en la Argentina y en todos los países de habla hispana… Bueno, a la editorial que publica mis libros le llegó una nota de una importante distribuidora que tiene interés en venderlos y pidió mi currículum…

La pregunta es si se trata de un pedido de rutina o habrá alguna selección de autores.

Eón: La distribuidora a la que te refieres tiene una nueva reglamentación donde le darán preferente cabida a aquellos que tengan títulos referente a la materia respecto de la cual escriben…

Interlocutor: Lo imaginaba… En ese caso creo que no adquirirán mis libros porque en esa materia yo soy autodidacta…De cualquier manera preparé un currículum, que lo considero muy bueno, pero sin pronunciarme concretamente respecto al título, es decir, que tanto se puede pensar que lo tengo como que no lo tengo… ¿Qué probabilidades existen de que pasen por alto esta falta de concreción? En realidad, deberían adquirir lo libros por la calidad de la obra y no por la calidad del autor, si tiene o no títulos… 

Eón: Lo que ocurre es que son muy estrictos y si constatan que no tienes título no comprarán tus libros…

Interlocutor: ¿Habría algo que se podría hacer?

Eón: Ya sabes que no puedo interferir en el libre albedrío… pero sin interferir en él algo haré para que sigan comprando…

Interlocutor: Como usted ya sabe, no es una cuestión meramente dineraria lo que me anima, sino que la tranquilidad económica, aunque sea mínima, me permite dedicar la mayoría de mis esfuerzos al Servicio de difundir las enseñanzas de los Maestros de Luz, y en especial en forma gratuita de modo que llegue a todos…

Eón: Es por eso que te daré “una manito”, como dicen ustedes, para que sigan comprando tus libros…

Interlocutor: Bueno, desde ya agradecido… Paso a otro tema… Hay una cuestión que yo quisiera concretar porque son muchos los consultantes que me lo preguntan…

Voy a hacer una comparación a ver si es válida… Yo comparo al Absoluto con una circunferencia formada por infinitos puntos donde no hubo un momento de creación sino que esa circunferencia existió siempre. ¿Esta comparación está bien?

Eón: Sí, si así lo puedes aprehender mejor, la comparación es válida.

Interlocutor: Bien… En esa infinidad de puntos está comprendida la crucifixión de Jesús, el incendio de Roma por Nerón, el asesinato de John F. Kennedy… ¿Es correcto esto? Me refiero a que nunca hubo un momento, desde el punto de vista del Absoluto, en que estos hechos no haya existiendo, es decir, siempre existieron…

Eón: Hasta aquí todo es correcto…

Interlocutor: ¿Y cómo se entronca todo esto, entonces, con el libre albedrío? Me refiero a que por un lado yo tengo libertad para decidir, pero por el otro ya está todo predestinado…

Eón: Hay una frase que dijo Einstein cuando estuvo encarnado: “Todo es relativo”… Una hormiga es un gigante para un microbio, pero es un ser pequeño para un elefante.  

Interlocutor: Está claro.

Eón: Es relativo el tiempo, es relativo el libre albedrío −esto ya se habló en muchas sesiones con otros hijos de Luz que tengo−, y lo que para mí es un eterno presente, para vosotros no lo es. Lo que para mí es un libre albedrío para ustedes es un destino que ya está trazado…

Interlocutor: ¿Es algo así como que desde el momento en que yo no sé el futuro es como si lo estuviera creando y entonces éste es mi libre albedrío?  Me refiero a que tengo que dividir, por un lado, el hecho de que todo esté predestinado y que por el otro yo el futuro lo estoy creando con mi propia voluntad?

Eón: Ése es precisamente el libre albedrío… Si te es cómodo dividirlo para comprender, hazlo. Yo sé lo que vas a hacer en el futuro tanto como lo que haces ahora. No importa que yo lo sepa, olvídate de eso para no entrar en confusión, lo importante es que tú no lo sabes... ¿Se entiende?

Interlocutor: Perfectamente… Bueno, doy el tema por terminado… Hay otra cuestión que no logro entender totalmente y es la que se refiere a los universos alternos, que se aclaró que duran poco… ¿Pero acaso no duran todos hasta el Big Crunch?

Eón: No necesariamente… Voy a conceptuar para que el decodificador de este receptáculo lo filtre con la mayor precisión posible… Tú de pronto tomas una decisión distinta a la que podrías haber tomado y entonces creas un universo alterno. Este universo alterno va a ser tu nuevo universo −que pasa a ser original y el anterior va a durar unos minutos y luego desaparece, porque tú has tomado una decisión.

Es decir, si tú tomas una decisión, los universos alternos de las decisiones no tomadas duran instantes.. ¿Hasta aquí se entiende?

Interlocutor: Sí , está claro…

Eón: Bien, si tú viajas al pasado y de pronto en el pasado eliminas a tu abuelo biológico, automáticamente tu padre no nacería y tú tampoco nacerías… Entonces, tú has creado un universo alterno…

Interlocutor: Donde yo no nací…

Eón: Exacto, donde tú no naciste, pero en éste sigues estando…

Interlocutor: ¿Y ese universo donde yo no nací puede durar hasta el Big Crunch?

Eón: Así es, puede durar hasta el Big Crunch, pero no es un universo de decisiones sino un universo de viajes temporales, lo que se denomina “universos paradojales”…

Entonces −es mucha información de golpe la que estoy dando−, hay dos tipos de universos alternos, los universos alternos decisionales y los universos alternos paradojales.

Los universos alternos paradojales son los que continúan. Los universos alternos decisionales no.

Interlocutor: A ver si entiendo… ¿en este preciso momento sigue existiendo el universo alterno donde Jesús no fue crucificado, siguió con sus prédicas y se casó con Miriam, la buena samaritana del Pozo de Jacob de que habla la Biblia?

Eón: Así es, ese universo alterno no desapareció, sigue existiendo…

Interlocutor: ¿Un viajero del tiempo podría ir allí a verlo a Jesús con Miriam

Eón: Un viajero del tiempo de este universo no, porque no puede cambiar de universo. El viajero del tiempo solamente puede recorrer su propio universo, no los alternos que se hayan formado.

Interlocutor: Concretamente, entonces, ese universo, alterno para nosotros y original para Jesús y Miriam,  sigue existiendo …

Eón: Hay una paradoja en un nivel más alto… Lo que ocurre es que al ser humano le es difícil abarcar todo… Dejo aparte a este receptáculo porque tiene facilidad para canalizar mis conceptos, aunque recién casi entra en “corto” por la energía que le envié y me “expulsa” …

Interlocutor: Sí, lo noté y verdaderamente me asusté…

Eón: Voy a hacer una digresión… En este momento mi receptáculo está captando una limitación mía y me la está transmitiendo…

Interlocutor: ???

Eón: Es una de las pocas veces en que un ser viviente creado por mí me transmite cosas en la que yo no había reparado…

   

 

Interlocutor: ¿Así tal cual?

Eón: Así tal cual…

Interlocutor: ¿Y lo puedo poner por escrito?

Eón: Sí, lo puedes poner y es una paradoja… Este receptáculo me está transmitiendo una limitación mía, y es que yo no puedo crear otro Absoluto.

Interlocutor: Ni tampoco destruirse a sí mismo.

Eón: De esto ya se habló, porque al ser, no puedo dejar de ser: directamente soy.

Interlocutor: Está claro…

Eón: Pero así como tengo el don de crear todo lo que esté a mi alcance, de crear universos tetradimensionales, que aunque sean inestables puedo crearlos, no puedo crear sin embargo otro Absoluto.

Interlocutor: Entiendo que cuando dice que no había reparado en esa limitación es una forma de decir… ¿Es así?

Eón: Sí, es una forma de decir, queriendo significar que no le había dado importancia a esa imposibilidad… Que lo haga notar un ser creado es realmente un gran gusto, un gran placer… Lo estoy diciendo en términos humanos, naturalmente, para ser entendido…

Interlocutor: Continuando con lo que estamos hablando de los universos alternos, como usted sabe yo, que en una encarnación anterior fui Nerón, aquí en esta vida me encontré con quien anteriormente había sido Popea Sabina, una de mis esposas en la época romana.

Bueno, el choque fue tremendo y sin saber quién era en realidad en ese momento sentí una infinita ternura por ella. Nunca ocurrió nada porque yo estaba casado −lo sigo estando ahora− y después de trabajar un tiempo conmigo ella siguió su camino y yo el mío.

Pero la pregunta es si existe en este momento un universo alterno donde ambos estamos juntos.

Eón: Sí, existen, y me causan “gracia” −siempre estoy hablando en lenguaje humano para ser entendido− tus endorfinas…

Aquí estás cumpliendo el mejor de los roles, ya que te estás comunicando conmigo y con los Maestros de Luz y estás elevando a tu Thetán de vibración y es un rol prácticamente único en este Siglo y en el anterior…

Interlocutor: Ese universo alterno donde yo estoy con Mariana Popea −la voy a llamar así para no revelar su verdadero nombre− ¿hasta cuando seguirá?

Eón: Depende de las decisiones que tomen, pero cuando tú desencarnes, esa parte del plano físico ya no tendrá razón de ser… 

Interlocutor: ¿Cuándo yo desencarne?

Eón: Cuando tú desencarnes en ese mundo, no en éste…

Interlocutor: Ahora entendí…

Eón: Hay universos alternos que son formados por las decisiones de cada individuo… Si solamente en este planeta hay casi 10.000 millones de espíritus encarnados, y cada uno día a día tomara una decisión, habría 10.000 millones de universos alternos en cada planeta por día…

No es que esto escaparía a mi control, porque yo puedo controlar todos los universos alternos que se formen, pero no tiene sentido tener tantos. Por lo tanto, los universos alternos que dejan de tener importancia automáticamente van desapareciendo porque su llama se va apagando…

Interlocutor: Está clarísimo… Mi tremenda curiosidad hace que le pregunte qué sucedió en ese universo alterno en que formé pareja con Mariana Popea… Por ejemplo, ¿me comuniqué también con usted?

Eón: No, te has dedicado a otra tarea… Es un universo alterno que tiene poca durabilidad una vez que ustedes desencarnen allí…

Interlocutor: ¿Fue buena mi decisión?

Eón: Fue distinta, es decir, no fue ni buena ni mala, sino simplemente una decisión. En ese universo alterno haz gozado más en lo físico, incluso has alquilado un lugar, estás trabajando en una oficina, tu pareja sigue con sus tareas, están conviviendo…

Interlocutor: ¿Hijos?

Eón: No, no hay hijos…

Interlocutor: ¿Y mis familiares anteriores?

Eón: Te has alejado de ellos y te ves muy poco… Además, no estás haciendo ninguna misión y tu vida es como la de cualquier persona común.

Interlocutor: ¡Espero no estar haciendo nada en ese universo alterno que me haga descender de nivel!

Eón: No, pero tampoco haces nada para elevarte. Tu vida es gratificante solamente desde lo físico…

Interlocutor: ¿Cuándo desencarne en ese universo alterno voy a un universo espiritual alterno?

Eón: No, para nada… Cuando se crea un universo físico alterno siempre es el mismo espíritu el que va a actuar. Esto significa que tu Thetán está encarnado en ti en un 10 % y en el universo alterno estará encarnado en otro 10 %...

Interlocutor: Ahora entendí, mi Thetán ya no tiene un 90 % de espíritu sin encarnar sino un 80 %... ¿Es así?

Eón: Correcto, has captado perfectamente la idea.

Interlocutor: Por lo tanto, yo no me disminuí en nada, sigo un 10 % sin ninguna disminución en absoluto.

Eón: Así es.

Interlocutor: Está muy claro… ¿Y mi Thetán tiene conocimiento de lo que está haciendo su otro 10 %?

Eón: ¡Por supuesto que si! Para que lo tengas bien claro, tiene absoluto conocimiento de lo que hace Horacio 1 y también de lo que hace Horacio 2.

Interlocutor: ¿Hay un Horacio 3?

Eón: No, hay solamente dos Horacio, pero se puede llegar hasta tres decisiones porque de lo contrario se debilitaría el espíritu.

Interlocutor: Bueno, después de hacer constar que todo esto me ha dejado completamente perplejo, sigo adelante con las preguntas… Otra pregunta que le quiero hacer es sobre la cantidad de universos paralelos que hay. Sabemos que hay 22, ¿pero es, como usted mismo lo dijo, por una cuestión verdaderamente de equilibrio de la Creación?

Mi pregunta se justifica porque quizás esa respuesta fue para conformarme porque en ese momento yo no estaba preparado para saber que era solamente una cantidad arbitraria y quizás necesitaba una explicación “racional”…

Eón: Te ratifico que es por una cuestión de equilibrio, lo mismo que las once dimensiones.

Interlocutor: ¿Es decir que si habrían 23 mundos paralelos y 12 dimensiones toda la creación colapsaría?

Eón: Así es, porque hay un orden implicado… Se podría crear otro universo con otro tipo de vidas y con otros parámetros, pero no éste.

Interlocutor: ¿En todos los mundos creados, incluso en los 22 universos paralelos, para engendrar un hijo se necesitan dos seres ? Mi pregunta apunta a saber si por ejemplo en algún mundo se necesitan tres personas para procrear un hijo.

Eón: Siempre son dos, nunca tres, pero también uno solo lo puede engendrar. 

Interlocutor: Entiendo… ¿Y en cuanto a la monogamia y a la poligamia, ¿cómo es en todos los universos creados? Aquí, por ejemplo, existen ambos sistemas.

Eón: Hay infinidad de variantes, donde existe la poligamia y el sexo es considerado un esparcimiento como el cine para ustedes… Incluso hay regiones del universo, de la misma forma que muchos insectos terrestres, donde la hembra se come al macho…

Interlocutor: Supongo que usted se está refiriendo a animales o a seres con un decodificador primitivo o ignorante…

Eón: No, estoy hablando de seres que decodificador inteligente.

Interlocutor: Apenas lo puedo creer… Bueno, esto está aclarado… Ahora quería hablar sobre la homosexualidad desde el punto de vista del Absoluto…

Eón: La homosexualidad no tiene nada que ver con lo espiritual. Fíjate que en el plano espiritual la homosexualidad no existe porque no existe el género, sino que sólo el espíritu. El género existe solamente en el plano físico. La homosexualidad podría ser engrámica o una cuestión de elección.

Interlocutor: Sí, está claro.

Eón: Hay personas que directamente no tienen problemas engrámicos, simplemente tuvieron pequeños shocks de chicos y han optado. Su homosexualidad es por elección. Aun siendo el trastorno en cierta medida engrámico, podrían revertirlo, pero sin embargo han elegido la homosexualidad.

Interlocutor: Yo tengo subido a la Web algo sobre la homosexualidad en la cual la catalogo como enfermedad en razón de que el coito anal, en sí, es enfermedad, ya que los médicos responsables, especialmente porque el ano ha sido diseñado como orificio de salida y no de entrada, han advertido sobre sus tremendos riesgos y lo desaconsejan.

Eón: En un porcentaje mucho más alto de lo que tu piensas, la mujer tiene coito anal con su pareja hombre.

Interlocutor: Bueno, pero en las parejas hombre-mujer el coito anal lo practican como alternativa. Me refiero a que también lo pueden hacer vía vaginal.

Eón: Pero si tú a toda la homosexualidad la catalogas como engrámica, entonces el 95 % de los machos humanos tienen engramas, porque en el 95 % −y mira la cifra que te doy− de los machos humanos su fantasía es el coito anal.

Y algunos machos humanos, cuando no pueden satisfacer su fantasía con su pareja mujer, buscan parejas hombres para satisfacerla. Y no son engramas, aclaro. Son opciones, que yo te sugeriría que no las llames enfermedad sino más bien “elecciones” o “elecciones psicológicas”.

La enfermedad tiene síntomas, y la homosexualidad es enfermedad cuando es engrámica, no cuando es elección.

Interlocutor: El punto al que me quiero referir es que los homosexuales quieren hacer creen a los heterosexuales que la homosexualidad es algo normal.

Eón: No, normal no es por la sencilla razón de que una pareja heterosexual forma una familia para tener descendencia física, ya que es la única forma de que el espíritu encarne para evolucionar.

El homosexual, salvo que adopte, no puede crear una familia. Además, los homosexuales son muy inestables emocionalmente, lo que lo hace más infiel.

Interlocutor: ¿El homosexual es un enfermo? Me refiero solamente a que si la homosexualidad trae consigo, de alguna manera, enfermedad física… En concreto, ¿hay homosexuales completamente sanos físicamente?

Eón: Sí, cuando la homosexualidad es una elección, hay homosexuales completamente sanos.

Interlocutor: ¿Tendría que corregir el escrito que tengo sobre la homosexualidad?

Eón: Tú tienes libre albedrío para hacerlo, pero mi sugerencia es que no le llames enfermedad sino “elección”, como el travestismo.

Interlocutor: Usted obviamente se está refiriendo a que no le llame enfermedad a la homosexualidad cuando es por elección, pero sí cuando es engrámica… ¿Es así?

Eón: Sí, por supuesto, cuando la homosexualidad es engrámica no hay ninguna duda de que se trata de una enfermedad.

Interlocutor: En concreto, entonces, lo que escribí está bien…

Eón: Reitero que está bien, pero tienes que aclarar de modo que no quede ninguna duda de que la homosexualidad puede tener dos orígenes: por un lado, causada por engramas, en cuyo caso es una enfermedad, y por el otro, fruto de una libre elección, en cuyo caso es solamente una “desviación psicológica” o “elección psicológica”.

Interlocutor: ¿Un clear podría elegir ser homosexual?

Eón: Sí, perfectamente.

Interlocutor: Bueno, creo que todo este tema está aclarado…

Eón: El receptáculo está con un corto tremendo… Haz una o dos preguntas más…

Interlocutor: Bien… En el sitio Web del Grupo Elron yo subí el tema “Muerte súbita de bebés”. ¿Está sirviendo de algo el artículo? Me refiero a si hay algún médico que lo ha visto y está investigando. Por lo menos, conmigo no se ha comunicado nadie.

Eón: No, hasta ahora no ha habido ninguno… Hay mucho desinterés. De cualquier manera, puedes buscar email de pediatras y enviarle el artículo.

Interlocutor: Lo tendré en cuenta para hacerlo… ¿Y con respecto a la Masonería?

Eón: En este caso, sí lo han visto, pero se han callado para no levantar polvareda, como dicen ustedes, y están esperando que todo se calme.

Interlocutor: ¿La cúpula masónica lo ha visto?

Eón: Así es, algunos integrantes de la cúpula lo han visto.

Interlocutor: ¿Y que han opinado?

Eón: Les ha extrañado ver la manera en que ustedes han llegado al punto, como si alguien hubiera filtrado información.

Interlocutor: ¿Acaso no aceptan que la revelación es netamente espiritual?

Eón: ¡Para nada!. Creen que alguien de la cúpula habló, que son los únicos que saben la verdad.

Interlocutor: ¿Todo lo que hemos dicho del famoso “secreto masónico” es absolutamente real?

Eón: Es absolutamente real, y eso es lo que más les ha extrañado.

Interlocutor: Tema aclarado… Ahora le voy a hacer una pregunta más general… ¿De todos los datos que nosotros subimos a la Red, hay alguien preparado que se ha interesado? Lo pregunto porque hasta ahora los email que recibimos son de personas comunes como nosotros, no por ejemplo de funcionarios públicos con poder para modificar las cosas…

Eón: ¿Sabes por qué ese tipo de personas no los ha visto? Porque la mayoría son tan pedantes que no quieren ser ni corregidos ni compartir sus opiniones, se encierran en su cascarón y allí se quedan completamente desinteresados.

Interlocutor: ¿Podríamos hablar para terminar la sesión sobre la paradoja del nacimiento de Hitler y la viajera del tiempo? Me refiero a que cómo es posible que en la época de la viajera del tiempo que mató al bebé Hitler se conocía ya la historia del nazismo antes de que ella viajara y cometiera el asesinato…

El punto ya lo aclaré con el Maestro Ron Hubbard, pero lo vuelvo a preguntar para saber si hay algo más desde el punto de vista del Absoluto.

Eón: Para resolver esa paradoja tienes que entender que todo es un eterno presente, y si todo es un eterno presente no hay pasado ni futuro, todo es igual.

Interlocutor: ¿Es decir que lo tengo que analizar la paradoja, no desde aquí, del plano físico, sino desde el punto de vista del Absoluto?

Eón: Exacto, porque de lo contrario no se podría entender cómo es posible poner el saco antes de la camisa, valga el ejemplo.

Interlocutor: ¿Los viajes en el tiempo son posibles, entonces, porque todo es un presente contínuo?

Eón: Sí, porque si no no podría existir el viaje en el tiempo. El tiempo es una dimensión más. Si el tiempo no fuera un eterno presente no habría forma de recorrerlo. Si los físicos cuánticos entendieran eso harían fórmulas matemáticas para hacer máquinas más sencillas para trasladarse en el tiempo… 

Interlocutor: Pero en el futuro lo lograrán…

Eón: Por supuesto, pero me refiero a que podrían lograrlo ya… En otros mundos incluso hay máquinas mucho más sofisticadas que las que se construirán en el futuro aquí en la Tierra.

Voy a dar un ejemplo y con esto termino: así como tú tienes en la muñeca un reloj pulsera, hay viajeros del tiempo en otros mundos que directamente se ponen un aparato en la muñeca, aprietan un botón, los envuelve un campo energético y viajan al pasado o al futuro en un santiamén…

Interlocutor: ¿Cómo el viajero del tiempo extraterrestre del sonado affaire denominado “el caso Johnatan Reed”?

Eón: Así es… Las técnicas en el futuro van a ser tan sorprendentes que su posibilidad en el día de hoy es prácticamente impensable para ustedes.

Y voy a terminar con el mismo concepto que empleé al comenzar la sesión: Espero que nunca pierdan la capacidad de asombrarse aquellos que están en el Camino de la Luz.

 

Interlocutor: Para concluir le robo una pregunta más: Tomando en cuenta los 22 universos paralelos, ¿cuál sería la invención tecnológica más avanzada en este Big Bang-Big Crunch?

Eón: El traslado a los mundos paralelos.

Interlocutor: ¿Alguna vez viajé a un mundo paralelo?

Eón: Como mínimo has viajado dos veces y con esto termino… Una Luz intensa de Amor para todos.

Interlocutor: Muchas gracias y hasta la próxima.

 

 

EL LIBRO SE AMPLIARÁ A MEDIDA

QUE HAYA NUEVOS DIÁLOGOS

 

 

[1]  Trilobites: Artrópodo marino fósil del paleozoico. Su cuerpo, algo deprimido y de contorno oval, está dividido en tres regiones y a lo largo recorrido por dos surcos que le dan aspecto de trilobulado. Abunda en España en las pizarras silúricas (Diccionario de la Real

Academia). 

   [2]  Los australopithecus fueron los primeros primates que lograron caminar en posición erecta y con sus manos libres. Literalmente, “australopithecus” significa "simio austral", y ha sido el nombre que ha sido asociado a los primeros descubrimientos en el África Austral (el primero proviene de Taung, en Sudafrica, en 1924).

 

 

 

 
 
 
 
 
 
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas