Llama Violeta

Llama Violeta


 
   
 
 
 
 
 
 

Biografía de
Jiddu Krishnamurti

 

 
   

Krishnamurti nació en la India en 1895 y murió en 1986. A los 13 años lo tomó bajo su protección la Sociedad Teosófica, le consideraba que él era el vehículo para el "instructor del mundo", cuyo advenimiento habían estado proclamando. Krishnamurti. Emergió como un maestro inflexible e inclasificable.

Sus pláticas y escritos no tenían conexión con ninguna religión específica y no pertenecían ni a Occidente ni a Oriente, sino que eran para todo el mundo. Repudiando firmemente la imagen mesiánica, en 1929 disuelve de forma tajante la vasta y caudalosa organización que se había construido en torno a él y declaró que la verdad era una tierra sin senderos a la cual resulta imposible aproximarse mediante ninguna religión filosófica o secta convencional.

Por el resto de su vida rechazó insistentemente la condición de gurú que otros trataban de imponerle y negando él mismo su autoridad, no queriendo discípulos y hablando siempre como un individuo habla a otro. El núcleo de sus enseñanzas estaba la comprensión de que los cambios fundamentales de la sociedad podían tener lugar sólo con la transformación de la conciencia individual: acentuaba constantemente la necesidad del conocimiento propio y la captación de las influencias restrictivas y separatistas originadas en los condicionamientos religiosos y nacionalistas.

 

Krishnamurti señalaba la urgente necesidad de una apertura para este vasto espacio en el cerebro que contiene en sí una energía inimaginable. Krishnamurti siguió hablando hasta su muerte a los 90 años. Sus pláticas, diálogos, diarios están reunidos en más de 60 volúmenes. Cada libro se centra sobre alguna cuestión que tenga particular importancia y urgencia en nuestras vidas cotidianas...

Todas sus pláticas desarrollaban esencialmente un tema primordial: la verdad puede ser descubierta por cualquiera de nosotros, sin la ayuda de autoridad alguna; al igual que la vida, está siempre presente en un sólo instante.

Sus conferencias y escritos han inspirado a millones de seres en el mundo. Muchos son los que coinciden en que Krishnamurti fue uno de los más grandes maestros espirituales:

"Cuando entró en mi habitación pensé: sin lugar a dudas el Señor del Amor acaba de hacer su aparición."Jalil Gibrán, poeta, filósofo y artista.

La Revista Time designó a Krishnamurti, junto con la Madre Teresa, como "Uno de los cinco santos del siglo XX."

"Creo que el significado que Krishnamurti nos deja, es que cada uno tiene que pensar por sí mismo y no dejarse influir por ninguna religión o autoridad espiritual externa."Van Morrison, Músico.

"He aquí un hombre de nuestro tiempo, de quien puede decirse que es un maestro de la realidad" Henry Miller, escritor.

"Krishnamurti es uno de los más grandes filósofos de esta época"Dalai Lama.

 

 
 
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas